La Leyenda

por Homero Adame El Pejesapo

la-leyenda-el-pejesapo-025-02

El Pejesapo

la-leyenda-el-pejesapo-025-01

la-leyenda-el-pejesapo-025-01

Muchos pescadores comparten una leyenda sobre una especie de pejesapo agresivo que nada debajo de las lanchas tratando de voltearlas. Supuestamente, es difícil verlo porque cambia su color al de la arena, o si se encuentra cerca de las rocas puede parecerse a éstas. Aunque lo han intentado, no han logrado capturarlo.

Solo unos pocos pescadores lo han visto. Se dice que es tan feo que los deja mudos de horror. A este pez le gusta nadar donde hay gente para asustarla; sin embargo no ha mordido a nadie. La razón por la que la gente se asusta mucho cuando lo ve es porque es un pez extremadamente grotesco.

El pejesapo es parecido a un globo hinchado que mide por lo regular de 5 a 40 cm de longitud, dicen que el más grande registrado ha sido de un metro. Tiene una larga espina dorsal similar al sedal de una caña de pescar y termina en un señuelo con aspecto de gusano. Su piel esta cubierta de pequeñas púas dérmicas y en ocasiones de verrugas. Las aletas pectorales tienen el aspecto de manos con las que se apoya y sus branquias se encuentran en las axilas de unión a su cuerpo.

Existen aproximadamente 200 especies de pejesapo que se distribuyen en los mares tropicales y subtropicales, incluyendo los litorales mexicanos como la península de Baja California Sur.

Aunque no existe un registro de que sea una especie exclusiva de Cabo San Lucas, causa tal espanto porque la realidad es que se trata de un pez muy feo.

Leyenda adaptada del texto Mitos y Leyendas de Baja California Sur de Homero Adame. https://adameleyendas.wordpress.com

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico