Arte e historia misional

Elizabeth Acosta Mendía

Misión de Nuestra Señora del Pilar de La Paz Airapí

(1720-1749)

La Bahía de La Paz, descubierta por Hernán Cortés en 1535 y nombrada como tal por Sebastián Vizcaíno en 1596, fue explorada por el Almirante Isidro de Atondo y Antillón en 1683 y el Padre Juan María de Salvatierra en 1716, ambos en busca de un sitio apropiado para una misión.
El sitio de la Misión Nuestra Señora del Pilar de La Paz fue escogido por los Padres Juan de Ugarte y Jaime Bravo el 13 de noviembre de 1720, quienes habían salido de la Misión de Nuestra Señora de Loreto, 233km al norte, a bordo deEl Triunfo de la Cruz”. Dotada por el Marqués de Villapuente, la misión se funda el 3 de diciembre por los Padres Ugarte y Bravo, y tres días después la llegada del Padre Clemente Guillen contribuyó al éxito de la fundación. Aunque muy dependiente del servicio de El Triunfo de la Cruz para abastecerse, la misión se extendió para incorporar las visitas de San Blas, Ángel de la Guarda y San Hilario.

Los padres Jaime Bravo (1720-1728), William Gordon (1730-1734), y Sigismundo Taraval (1736) sirvieron como ministros residentes. La hostilidad de los indios de la región, culminando en una rebelión general en septiembre de 1734 que forzó al Padre Gordon a refugiarse en la Isla Espíritu Santo, imposibilitó el desarrollo de la misión y causó su abandono en 1735. Aunque la misión se restablece en 1736, su uso era ocasional, y las epidemias de 1742, 1744 y 1748 redujeron la población indígena, esto motivó el abandono permanente en 1749.

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico