Chef Bueno: Del desierto a la mesa

¡Qué tal amigos!, nuevamente les presento una historia con abundante sazón.

Esta vez hablaremos sobre los sabores de la región de Los Cabos. En el desierto, encontramos varios ingredientes que son considerados exóticos en la cocina de Baja California Sur.

En esta edición les daré una receta con dos de los productos enigmáticos y populares en nuestra gastronomía: el orégano de desierto o de monte y la damiana.

Hace 10 años, salí a caminar por el desierto y me encontré con estos ingredientes mágicos. Éstos han sido mis aliados desde entonces en preparaciones como pollos a la leña, estofado de liebre, chimichurri, vinagretas, sales e incluso mermeladas.

Curiosamente, además, de su característico sabor, ambas plantas tienen propiedades curativas. La damiana se toma en infusiones, hay quienes le agregan miel y leche; puede aliviar dolores de cabeza y se dice que es afrodisíaca.

El orégano se usa en preparaciones como los burritos de machaca, estofado de pescado, salsas y adobos. El sabor que da a la comida es impresionante y su aroma es tan intenso, que con el puro olor que desprende se le puede localizar en el desierto.

Permítanme llevarlos a la cocina a preparar una mermelada de mango con damiana y orégano.

Mermelada de mango, damiana y orégano

  • Pulpa de mango en cubos medianos 500gr
  • Damiana (solo la hoja) Fresca 25gr o Seca 10gr
  • Hojas de orégano de desierto seco 2gr (Una Pizca)
  • Vinagre de manzana 5 Cucharadas
  • Piloncillo de la baja 50gr
  • Chile güero picado fino 20gr
  • Chile serrano picado fino 7gr
  • Sal 5 Cucharadas
  • Agua 200ml

Hervir el agua en una olla junto con las hojas de orégano y damiana. Una vez que rompe el hervor, dejarlo reducir por 10 minutos y agregar el piloncillo. Deja que la mezcla se enfríe y cuele reservando el líquido.

Mezcla el mango con los chiles y agrégale el líquido reservado. Deja que se cocine a fuego lento por cerca de una hora, sin llegar a hervir hasta obtener una consistencia de mermelada. Agrega sal, vinagre y deje cocinar por 10 minutos más.

Deja enfriar y guarda en el refrigerador. Puedes utilizar esta mermelada para servir con queso fresco y pan, o hasta en recetas a base de pollo, cerdo o pavo.

¡Buen provecho y visitarme en facebook!

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario