Recorrer las islas y las costas de la gran bahía nos introduce en un paisaje donde la historia y la ecología se unen. Descubierta por el capitán Francisco de Ulloa (1539-1540), uno puede imaginar su refugio temporal en Bahía de Almejas, a la que llamó laguna Santa Catalina.
Continuar leyendo...