La Mina Perdida No había un solo bar en Punta Abreojos, y cuando por mal tiempo o marejada no salían a faenar los equipos de captura de abulón o de langosta. En su lugar, los pescadores se reunían a beber cerveza y a contar mentiras en el único billar instalado en un viejo galerón de
Continuar leyendo...