San José del Cabo Aiñuiti

El padre Nicolás Tamaral, español jesuita, fundó la misión en 1730. Después del martirio y muerte del misionero, fue abandonada. Posteriormente, se trasladó al lugar que hoy se conoce como San José del Cabo.

De acuerdo con el inventario de la misión, sabemos que la iglesia fue construida de jacal, palos finos tejidos y enyesados con barro. El espacio era pequeño y ruinoso, según lo descrito por Eligio Moisés Coronado.

“La iglesia tenía un altar con un sagrado dorado antiguo, una imagen tallada de San José con el niño Jesús, ambos en plata. La casa del sacerdote estaba hecha de adobe y barro con techo de jacal, que incluía una sala y un cuarto reducidos”.

La iglesia actual fue construida en 1799, aunque es abandonada debido a la falta de población. En 1918, el edificio fue dañado por un ciclón. Sin embargo, a través del tiempo ha tenido una serie de restauraciones exteriores que la conservan de cierta forma, en su concepción original.

La puerta de acceso principal atrae mucho la atención con el cuadro de mosaicos de colores que representa una alegoría de cuando los indígenas martirizaron al Padre Tamaral.

Actualmente la iglesia es uno de los atractivos principales del Centro Histórico de San José del Cabo. A mediados del mes de marzo se festejan las fiestas tradicionales de su fundación y se dedican al santo patrono de la cabecera municipal.

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

Pin It on Pinterest