Iglesia de Nuestra Señora del Pilar de Todos Santos

Todos Santos en un principio era un pueblo de Visita, dependiente de la Misión de Nuestra Señora del Pilar ubicada en La Paz desde el año de 1723. La misión de Todos Santos fue fundada gracias a una aportación de Rosa de la Peña, prima del Marqués de Villapuente. El donativo se empleó para darle al existente pueblo de Todos Santos la categoría de misión.

Recibió entonces el nombre de Santa Rosa de Todos Santos. El fundador y primer misionero fue el Padre Segismundo Taraval en 1733. Más tarde, hubo una modificación en el nombre misional; entre 1748-1749 tuvo que ser abandonada la misión de Nuestra Señora del Pilar. Los nativos y padres religiosos de La Paz se trasladaron a la misión de Todos Santos y desde entonces empezó a ser llamada Misión de Nuestra Señora del Pilar de Todos Santos.

“Es una iglesia de adobe, con dos puertas labradas de madera, techadas de mezcla con su bóveda de madera; tras el presbiterio, hay una pieza, que lo mismo sirve de sacristía.

Su coro está hecho de madera con barandillas. A la derecha, entrando por la puerta principal, está la pila bautismal estañada de cobre. En esta capilla de baptisterio existe un retablo grande de perspectiva de Nuestra Señora del Pilar. Adornan el altar cuatro espejos con marcos dorados.”

El complejo arquitectónico está compuesto por la iglesia antigua y una construcción moderna dedicada al culto. Es de una planta rectangular orientada de sur a norte, el interior se divide en dos secciones por medio de puertas laterales. Las paredes son lisas con una capa de cal y el techo de la nave es una losa de concreto también con cal.

Hay una escalera de caracol de madera para subir al coro que tiene una balaustra de madera en el presbiterio, en ambos muros laterales de la nave existen unos nichos que en la parte superior rematan en forma de concha invertida. Ella alberga pequeñas imágenes religiosas.

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario