Compartir

La extraordinaria gastronomía de Los Cabos no es un secreto. Los restaurantes se han desarrollado exponencialmente en los últimos años, a tal punto que pocas ciudades pueden ostentar el nivel de chefs y la variedad de cocina que existe en el extremo sur de la península de Baja California. ¡El renacimiento que Los Cabos ha experimentado lo exige!

En los últimos cinco años, Los Cabos ha multiplicado el número de habitaciones con un enfoque particular en el turismo de lujo. La gastronomía, entonces, no podía ser la excepción. A este crecimiento hay que sumar los restaurantes icónicos del destino, quienes definieron el escenario gastronómico actual a través de su constancia.

De este dinamismo surge la idea de reconocer a lo mejor de la industria gastronómica local con un evento de premiación que año con año pueda crecer. Así nace Culinary Awards Los Cabos.

La idea vino de la mente de un gran hotelero, un perfeccionista. Sin embargo, al igual que otros grandes titanes de negocios, lo hace por un bien común, que es el crecimiento del destino y colocar a Los Cabos en el mapa de las ciudades con relevancia gastronómica.

Como en otras ramas de la industria de la hospitalidad, en el arte culinario se mantiene la innovación constante. Tarea nada fácil, cuando la ubicación geográfica dificulta el acceso a muchos ingredientes necesarios para estar en un nivel competitivo, sin embargo, como dice el refrán: querer es poder.

Así, después de varias sesiones para combinar y entretejer ideas, se juntan las voluntades de algunas personas y, en un tiempo relativamente corto, se identificaron varias líneas de trabajo para detallar cuidadosamente y hacer el lanzamiento en una concurrida conferencia de prensa. La idea fue bien aceptada por la industria.

Dentro de la planeación de Culinary Awards se involucraron: abogados, mercadólogos, publirrelacionistas, diseñadores, artistas, contadores, autoridades de gobierno, medios de comunicación y por supuesto, miembros de la industria del turismo: hoteleros, restauranteros, proveedores y patrocinadores.

Para este efecto se conformó también un jurado imparcial, que no tuviera compromisos prestablecidos con el sector, pero que al mismo tiempo conociera, disfrutara, y estuviera dispuesto a participar en el proceso de selección de los candidatos nominados en las diferentes categorías.

Una vez logrado lo anterior, se le dio forma al evento y se dividió en categorías:  la primera comformada por diez nominaciones, evaluadas por 41 jueces. La segunda integrada por cinco categorías producto de los gustos y preferencias del público participante vía electrónica y la última que otorgaría el comité organizador denominada trayectoria culinaria, dando un total de 16 estatuillas otorgadas en este primer evento de Culinary Awards Los Cabos.

En la primera edición se inscribieron 104 participantes, se espera que en futuras ediciones este número vaya creciendo de forma importante.

Durante varias semanas el equipo de trabajo tuvo largas reuniones para poder presentar a los ganadores en una ceremonia de premiación el 25 de abril de 2018, coordinando esfuerzos de logística, iluminación, sonido, escenografía, montaje entre muchas actividades, así como la coordinación de invitaciones y confirmaciones, a fin de que todo saliera como se deseaba desde el principio.

Mientras tanto el equipo de 41 jueces hizo su tarea de evaluar en las diferentes categorías, dando un especial énfasis, en la calidad, presentación, originalidad, ingredientes, sabores y texturas.

El jurado fue siempre anónimo, no se presentó como tal, ni se solicitaron patrocinios a su trabajo. La coordinación de jurados no conoció el resultado de cada uno de ellos, pues este se entregó de forma anónima también al despacho de auditoria encargado para el efecto.

La estatuilla con la que se premio a los ganadores fue un diseño único y original del artista Yandi Monardo preparada especialmente para este evento. La prestigiosa firma de Taller de los Ballesteros elaboró cada estatuilla, dándole un toque de exclusividad y elegancia a cada uno de los ganadores.

Así, fueron transcurriendo los días y las semanas, la ruta crítica que se había trazado para el cumplimiento de las diferentes tares se iba palomeando, a veces a tiempo, a veces no y era inevitable que se sintiera el nerviosismo, nadie podía quedar mal.

El 25 de abril, el salón lucio radiante, el montaje estaba concluido, y los invitados empezaban a llegar y tomar sus lugares.  El representante del despacho de auditoria Crowe Horwath Gossler, tenía en su poder los sobres con las dos series de premios, mismos que fueron leídos uno por uno, anunciados después de haber dado a conocer las nominaciones respectivas.

A medida que avanzaba la noche, cada uno de los ganadores mencionados fue pasando a recibir su reconocimiento al escuchar su nombre.

Al final, el nerviosismo se había disipado. El trabajo había concluido, sin embargo, una tarea más estaba esperaba, pues a partir de ahí se recopilaría toda la información en una guía culinaria.

A pesar de que Culinary Awards Los Cabos cumplió su objetivo en la primera edición, la misión es continua para aumentar el interés por conocer nuestro país y mostrar por qué los diversos estilos de cocinas son una razón más para visitar Baja California Sur.

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario