Un Relato del Escritorio de Laura G. Bueno

Compartir

Los Cabos ha crecido notablemente en años recientes. Las inversiones nuevas que se traducen en cada vez más hoteles y desarrollos, han traído una gran diversidad en lo que se denomina la industria gastronómica.

En el pasado, importar insumos a Los Cabos no era sencillo. Sin embargo, con el impulso de este destino se ha logrado importar una cantidad de productos del extranjero de una manera más ágil. Entonces un restaurante nos transporta en un bocado a Francia, Italia, Japón, India, España. Si agregamos el hecho de que en Los Cabos puedes encontrar grandes huertas de verduras y cultivos de frutas, como mangos cuya calidad es insuperable, entonces obtenemos resultados maravillosos.

La tierra en el estado de Baja California Sur es una tierra fértil y el mar que nos rodea es gentil en aportar una buena pesca.

Los bares y restaurantes ofrecen unos menús de vinos y licores que son difíciles de resistir. Las bebidas que con creatividad elaboran y su forma de servirlas son únicas. La variedad de aguardientes, especialmente tequilas y mezcales, es tan diversa que se requiere una educación especial.

Los Cabos es hogar de grandes chefs mexicanos que comparten experiencias con chefs internacionales. Después de todo, la fusión de diversas culturas en una cocina es un reto de creatividad y combinaciones interesantes. Los límites son solamente la propia imaginación de quienes cocinan.

Así como en una orquesta sinfónica, el director es tan importante, como las partituras, la flauta como el violín, y sintonía con las voces; un platillo en tu mesa refleja el resultado final de todo el trabajo de un personal que no se ve pero que deja en tu paladar el recuerdo de unas notas únicas y difíciles de olvidar.

El servicio en un restaurant inicia desde la compra y conservación adecuada de productos de calidad, la planeación de menús, la producción, la higiene y temperatura de los alimentos, la presentación y finalmente prestación y el trato de la persona que te lo lleva a la mesa como un destinatario final. Cumplir con paladares exigentes o con requerimientos de usos y costumbres, o de salud, son rubros significativos que se han convertido en un estándar a la hora de dar un buen servicio.

 

Los turistas en Los Cabos no visitan únicamente por el golf, por las actividades de pesca o de destino de playa turística, vienen a comer bien y; por lo tanto, la nota del buen servicio es primordial. La gente, el personal de los restaurantes o bares en los desarrollos y hoteles de la zona saben esto, lo tienen presente y por ello trabajan cotidianamente para dar lo mejor de sí mismos.

La gente que labora en Los Cabos, Baja California Sur, ya sean mexicanos o no, entienden lo que significa el concepto del buen servicio hacia el cliente, y sabe que es un reto cotidiano. El personal de la industria de servicios guarda celosamente su trabajo, conscientes de su desarrollo, tanto particular como profesional, en un paraíso como Los Cabos.

No es de extrañar por qué Los Cabos se está convirtiendo cada vez más en un personaje líder entre los destinos internacionales. La consistencia en recetas y servicio deben encontrarse en conjunto, y, Los Cabos, es un lugar donde seguramente tendrás una experiencia de esta índole. Por ello la persona que visita Los Cabos una vez, regresa, dos y muchas más veces.

Click aquí para ver edición completa

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

WhatsApp chat