Compartir

Al viajar por cualquier ciudad, sin duda es acertado visitar primero los lugares turísticos recomendados por las multitudes de viajeros que los frecuentan; muchos son lugares emblemáticos por su historia, su belleza y su tradición; son fuentes de la mayor réplica de fotografías publicadas en redes sociales, esto los mantiene vigentes en el imaginario colectivo como una inspiración de viaje.

Resulta imposible pensar en un viaje a París, sin conocer la Torre Eiffel y el museo de Louvre; de igual forma una visita a Los Cabos sin tomar una embarcación en Cabo San Lucas para conocer el famoso Arco del final de la tierra, o visitar el centro histórico de San José del Cabo no daría un amplio panorama de esta bella ciudad.

La evolución de las redes sociales y la forma de conectarnos globalmente, han cambiado la forma de viajar. Aún hay quien prefiere desplegar vistosos mapas y seguir rutas legendarias descritas en libros, o, hay quien opta por dejarse guiar por sitios desde los celulares, con información recopilada tanto por turistas como por habitantes locales. Quienes buscan lugares tranquilos y quieren visitar sitios más recónditos, pueden encontrar recomendaciones actuales y muy precisas sobre espacios más discretos de belleza extraordinaria, o incluso, negocios que son parte de la vida cotidiana de una ciudad y brindan experiencias cercanas y cálidas.

Debo admitir que soy un fanático de la comida y siempre estoy en búsqueda de nuevos lugares que permitan recompensar mi paladar. Consentirme y conocer un nuevo restaurante, es un hábito que tengo aquí en Los Cabos que es donde resido, principalmente, después de una larga jornada de trabajo.

Por ello, creo que uno de los mayores beneficios en esta nueva era de la información, es compartir la experiencia gastronómica que tenemos en los lugares que visitamos. A través de medios especializados, obtenemos las referencias de restaurantes en cada ciudad, según la experiencia de los usuarios. Los restaurantes con más premios generalmente se ubican en lugares exclusivos, aunque no es una regla. Podemos aventurarnos en revisar la lista de los restaurantes mejor calificados por los locales, sorprendentemente también aclamados por turistas. Entonces se acercarán a una gastronomía cotidiana, relajada y altamente gratificante.

Los Cabos es un destino placenteramente gastronómico. Entre los hoteles inaugurados en los últimos años, se encuentran cadenas de alto prestigio, que ofrecen diferentes estilos de cocina con altos estándares de calidad, abiertos al público, por si se desea conocerlos sin hospedarse en ellos.

De este modo, tenemos una dinámica gastronómica muy espléndida y con sana competencia para garantizar las mejores alternativas; acompañada por chefs reconocidos internacionalmente con formidables propuestas, que se han ganado un lugar especial en las listas de los restaurantes imperdibles del destino.

Casa San Jose 23400 es un lugar estupendo para comenzar un recorrido gastronómico. Está ubicado en el centro de San José del Cabo, a solo una cuadra de la plaza principal. Puedo recomendar el tartar de atún como entrada y el rack de cordero como plato fuerte, acompañados por alguno de los cócteles del mixólogo, destaca la variedad de mezcales. Mi bebida favorita, el vellocino de oro con ginebra.

¿Una recomendación en Cabo San Lucas? Le sugiero Peacock’s está a sólo dos calles de la Playa El Médano. Ambientado en un jardín secreto que pareciera encontrarse lejos de la playa. Sobresalen las recetas con productos del mar. Mi platillo favorito, bisque de langosta o el lechón orgánico a la leña.

En un ambiente más relajado y atraído por la comida tradicional mexicana, La Carreta de Los Cabos es sin duda uno excelente lugar. Para el desayuno o almuerzo puede pedir un espumoso chocolate de molinillo servido en su mesa en un tradicional tazón de barro y una suculenta torta de chilaquiles, tradicionalmente conocida como Tecolota, compuesta por un bolillo crujiente relleno de chilaquiles rojos recién preparados y una milanesa empanizada, complementada con crema, queso y aguacate. A primera vista una masa rellena de masa pudiera parecer extraño, pero al probarla se comprueba que el trigo y el maíz pueden ser grandes amigos. Si deciden probar un platillo mexicano más tradicional, un buen plato de mole o de las Tlayudas Oaxaqueñas acompañadas por un refrescante vaso de agua de horchata con melón.

Para un ambiente más relajado y comida tradicional mexicana, La Carreta de Los Cabos será, sin duda, uno de sus lugares favoritos. Para el desayuno o el almuerzo, pruebe con un chispeante molinillo de chocolate servido en su mesa en un cuenco tradicional de arcilla. No se pierda la suculenta torta de chilaquiles, tradicionalmente conocida como Tecolota, que consiste en pan crujiente relleno de chilaquiles rojos recién preparados, milanesa empanizada y un complemento de crema agria, queso y aguacate. A primera vista, la masa rellena de masa puede parecer extraña, pero probarla es una prueba de que el trigo y el maíz pueden ser buenos amigos. Si decides probar un plato mexicano más tradicional, no te pierdas un buen plato de mole o las Tlayudas oaxaqueñas acompañadas de un refrescante vaso de agua de horchata con melón.

Necesitaría muchas más páginas para seguir hablando de la oferta culinaria de Los Cabos y de cada uno de estos restaurantes con espectaculares creaciones que deleitan el paladar.

Conoce la lista de restaurantes que participaron en Culinary Awards Los Cabos 2018 y no te pierdas ninguno de ellos, todos tienen grandes platillos y experiencias para ti.

 

Click aquí para ver edición completa: https://tendenciaelartedeviajar.com/ediciones/tendenciat38/index.html

Con link activo a la siguiente landing page: https://contenido.tendenciaelartedeviajar.com/edicion-especial-t38

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario