ESCUCHA A TU BARTENDER – Osvaldo Vázquez

Trabajé como cantinero mientras estudiaba para solventar mi carrera de dentista, arquitecto o alguna otra profesión
Compartir

Creo que he escuchado esta declaración cientos de veces: “Trabajé como cantinero mientras estudiaba para solventar mi carrera de dentista, arquitecto o alguna otra profesión”.

¿Qué sucede cuando quieres ser cantinero profesional, mixólogo, consultor de bebidas o director de bebidas en la industria de la hospitalidad? ¿Qué sucede si quieres ser el propietario de un bar o socio en una importante cadena de bares? ¿Qué tal embajador de una marca o alguien que simplemente siente pasión por los cócteles de calidad y quiere escribir un libro que inspire a muchos jóvenes a llevar esta vocación al siguiente nivel? ¿En qué tienes que trabajar para comenzar tu carrera como cantinero?

Después de unos años de ver cómo ha crecido la escena del bar en México, ¡la respuesta, en mi opinión, es escuchar a su cantinero!

Por supuesto, hace 10 años, no existían bares tan famosos, ni premiados en México como ahora lo es Limantour a cargo de Jose Luis León. Es un colega y amigo mío que logró colocarse en el puesto número 13 en la lista de los 50 mejores bares del mundo. Una tarea difícil. En ese momento no teníamos idea del impacto en las redes sociales, no había influencers, no imaginamos #quierosermixologist ni de broma. El interés por las marcas de renombre estaba en bares localizados en Nueva York y Londrés.

La última palabra en el menú, concepto y diseño de un bar en México en muchas ocasiones era responsabilidad, a veces sin experiencia, de quien está en el puesto más alto, sea propietario, gerente o incluso el chef.

Para tener en cuenta la opinión de un cantinero, es importante enfatizar que no verá ideas fuera de su apertura a escuchar. Afortunadamente, en México esta profesión escala posiciones todos los días.

Las preguntas que nos debemos hacer son:

  • ¿Mis líderes tienen la capacidad de aceptación para probar nuevas técnicas y creaciones?
  • ¿Están los ojos de mis líderes listos para un futuro renovado y arriesgado?
  • ¿Confían como para poner su nombre y reputación en mis manos?
  • ¿Siempre están preguntando qué haré de nuevo para nuestros clientes?
  • ¿Invierten en mi carrera, para poder proporcionar mejores resultados?

Estas preguntas son las primeras que vinieron a mi mente, después de pensar en la lista de cócteles que mis compañeros prepararon por el cambio de temporada.

Son cuestionamientos personales válidos, ¿qué he sembrado en mi equipo para su propio crecimiento? ¿cómo puedo apoyarlos para elaborar un plan de desarrollo que incluya visitas a destilerías, cursos con chefs locales que les creen vínculos, asimismo experiencias entre la cocina y el bar?

¿Cómo formar a un equipo profesional y capacitarlo para laborar juntos a largo plazo? Creo que en estos tiempos, la lealtad laboral es difícil de conseguir, es algo que se logra con años y para mi hay una sola clave: “¡Escuchen a sus cantineros!”

Si los escuchan atentamente, se enterarán de sus verdaderos talentos dentro de la barra, obtendrán su confianza y motivarán a tu equipo.

Escuchen por muy loca que sea la idea. Crea espacio para una mente innovadora que está tratando de sobresalir; al final del camino eso queremos hacer todos como empresa, líder o persona. ¡Toma el riesgo! ¡Logró salir de la zona de confort!

Si estás en este medio, mi consejo es vive la experiencia de estar en un lugar detrás de la barra al menos una vez a la semana, elije la coctelera favorita y muestra al equipo que estás con ellos en la batalla ¡Comparte la experiencia y sé un ejemplo de hospitalidad detrás del bar!

Click aquí para ver edición completa

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario