Compartir

Cualquiera que visite De Cortez Grill and Restaurant debe estar preparado para una experiencia gastronómica sin igual. Con gran pasión, el chef y su equipo brindan un nivel de servicio y cocina que solo puede describirse como multisensorial.

El chef Cristian Schwuger se gradúa del Instituto Argentino de Gastronomía, durante sus estudios organiza sus tiempos para trabajar. Por parte de sus abuelos, tiene influencia de las culturas y sabores de Croacia, España, e Italia. Desde la infancia el buen comer argentino le hereda un bagaje gastronómico muy particular.

“Comencé en Argentina, está claro. Formalicé mis estudios en uno de los mejores institutos de Sudamérica dirigido por Ariel Rodríguez Palacio. Cuando tenía 16 años, descubrí que cocinar podía llevarme rápidamente a un trabajo. Y el argentino es bueno para comer, así que me fue bien a esa edad. Debo reconocer que mi mayor influencia se dio con la familia, en especial con mi mamá.”

Después de una ardua labor de servicio en uno de los primeros hoteles Relais & Chateaux en Argentina, Cristian comprende que su desarrollo profesional depende de su aprendizaje en los estándares profesionales más exigentes. Su siguiente objetivo es laborar en el Hotel Alvear bajo la dirección de Jean Paul Bondeaux, uno de los primeros franceses en llevar la cocina argentina dentro de un hotel de lujo. Más tarde, trabaja dos temporadas en La Bourgogne, en Punta del Este, Uruguay. Participa en la cocina de Mirazur en Francia. También tiene oportunidad de estar en Paraguay, Brasil, Santiago de Chile y un año en San Sebastián, en el país vasco de España, donde aprende de Hilario Arbelaitz, padre de la nueva cocina vasca.

“Los viajes y ser parte del equipo de cocina de varios chefs han marcado mi carrera. Jean Baptiste Pilou lo considero un referente gastronómico. Por otro lado, la cultura gastronómica del vasco es impresionante, cualquier momento del día es bueno para comer y para cocinar.”

En 2013, el chef Christian se muda a Chile para tomar el mando de la cocina en el Hotel W de la Ciudad de Santiago. El primer desafío que enfrenta es ir más allá de la cocina, y comprender que la industria de la hospitalidad es una experiencia aún más completa.

“Venía con una impronta muy restaurantera, quién conoce el ámbito sabe que son dos cosas diferentes. Incursioné poco a poco en la gastronomía hotelera y encontré un lindo nicho laboral. No solo es cocina, va desde montar un banquete, montar eventos, ver la decoración, contactar proveedores y conjugar todos estos elementos, además de la cocina.

La gastronomía dentro de un hotel es un oficio tenaz. Debes tener una pasión extrema por el servicio. En lo personal, dedico gran parte de mi vida a esta ocupación. Mi familia apoya al 100% mi crecimiento profesional”.

Finalmente, Cristian llega a formar parte del equipo del Sheraton Grand Hotel Hacienda del Mar en Los Cabos, una de las ciudades gastronómicas más importantes del mundo.

Parte de la belleza de Los Cabos es el clima, ¡nunca uso chamarra! Además, de la extraordinaria calidad de vida. En verdad, el destino está evolucionando gastronómicamente.

Me atraen mucho las actividades en el mar, me encantaría tener más tiempo para pescar. Todos los días, me doy cuenta de que este es un lugar vivo con atractivos muy interesantes”.

Bajo su liderazgo, De Cortez Grill and Restaurant en Sheraton Grand Los Cabos Hacienda del Mar es un referente a nivel nacional como uno de los embajadores de la mejor gastronomía y servicio.

De Cortez es un steakhouse famoso por su cocina de autor. En colaboración con el chef y amigo francés, Gaytan Castan, Cristian logra una fusión de cocina que da como resultado deliciosos platillos con carne de primera calidad, pescado fresco y verduras locales.

“En el Sheraton, usamos muchos ingredientes. Cuidamos y priorizamos comprar a proveedores locales. Miraflores y Pescadero tienen productos increíbles y la proximidad al mar agrega una salinidad asombrosa a las plantas. ¿Sobre los productos del mar? ¡El Mar de Cortés nos otorga deliciosos pescados!

El fuego, para mí, es fundamental. Utilizo todo tipo de maderas y carbones que dan como resultado diferentes matices. Como el vino, el fuego es muy caprichoso. Otro ingrediente voluble que me encanta usar es el merquén chileno. Es una mezcla de especias donde el ingrediente principal es el ají cacho de cabra que es un chile ahumado”.

La experiencia en De Cortez Grill and Restaurant es una cocina deliciosa, servicio impecable, personal atento, detalles sorprendentes y un entorno recientemente remodelado. ¡Todo encaminado a deleitar los sentidos!

La firma de Coffer Estudios, bajo la dirección de Luis Ruiz estuvo a cargo de una reciente remodelación. El objetivo era refrescar los elementos para continuar siendo un restaurante emblemático en Los Cabos.

Modernizar fue uno de los objetivos, asimismo crear un ambiente relajado. Sheraton Grand Los Cabos Hacienda del Mar es parte de la historia turística del destino. Este proyecto mantiene la posición que el De Cortez ha ganado a través de una apariencia estructurada donde se destacan elementos como el fuego, el aire y la tierra, sin mencionar la impresionante vista del Mar de Cortés.

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

WhatsApp chat