Las Ventanas al Paraíso

Compartir

El Edén secreto en Los Cabos

Fréderic Vidal, Director General de Las Ventanas al Paraíso, ha trabajado en la industria hotelera durante 27 años. En este tiempo, ha podido laborar en diferentes países de los cinco continentes, entre ellos China, Indonesia, Montecarlo, África y ahora Los Cabos, México.

“Uno de los momentos decisivos de mi carrera fue cuando elegí especializarme en administración de hoteles. Me di cuenta de que la hospitalidad era para mí. Sabía que quería dedicar mi vida profesional a esta industria. Desde entonces, cada hotel con el que he tenido el placer de trabajar ha sido un momento decisivo en mi vida”.

Para Fréderic, cuando conoció Las Ventanas al Paraíso fue amor a primera vista. Voló desde Abu Dabi para una entrevista y lo recibieron con tanta calidez que supo que este era el lugar adecuado. Los Cabos era la ciudad para vivir y adoptar como propio. Su mayor pasión es viajar, no solo por el trabajo, sino por el placer de descubrir lugares hermosos y por las personas que conoce.

“Disfruto de todos los lugares que visito. ¡Por todas partes que viajo confirmo que las personas son lo que hace que cada lugar sea único! Los habitantes de los cinco continentes están ansiosos por dar amor a aquellos que son lo suficientemente apasionados como para explorar más allá de sus propias fronteras. Especialmente la gente de Los Cabos. Hacen una gran diferencia en la industria hotelera”.

La mejor manera de promover Los Cabos es compartir la excelencia en el servicio que este destino único sabe brindar. Los mexicanos son generosos con los visitantes y comparten su cultura.

“Hay muchos destinos y hoteles agradables en todo el mundo. Lo que los hace diferentes en la hospitalidad es la gente. En Las Ventanas al Paraíso y en Los Cabos en general, las personas están atentas para crear recuerdos y hacer que cada estadía sea especial para los viajeros. Puede sonar ingenioso, ¡pero la gente está feliz de hacer felices a otras personas!

“Otro elemento es la comida. La cocina mexicana es clave porque es una de las mejores del mundo. ¡Comer es parte de la vida cotidiana! Los visitantes desean descubrir nuevos sabores. Algunos querrán mantener una rutina saludable. La diversidad en los programas culinarios permitirá a cada huésped disfrutar de su estadía”.

Finalmente, el bienestar es otro componente clave de Las Ventanas al Paraíso. Una parte regular de la vida cotidiana, este elemento se fusiona en estancias de huéspedes con encantadores jardines, paredes de cascadas, estanques repartidos por el complejo, nuevas propuestas culinarias y, por supuesto, combinando los elementos arquitectónicos al paisaje para convertirse literalmente en un edén y una ventana al paraíso.

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

WhatsApp chat