Compartir

El Tiburón llega a la costa de Los Cabos en el Campo de Golf de Rancho San Lucas

Tras varias décadas de planeación, Rancho San Lucas, un complejo turístico de 834 acres y una comunidad residencial frente a un paradisiaco tramo de playa en el Océano Pacífico a 15 minutos del centro de Cabo San Lucas, finalmente está llegando a término.

La pieza central del desarrollo incluye dos comunidades inmobiliarias de lujo, un nuevo hotel Grand Solmar y el campo de golf que tendrá una preapertura este otoño.

Greg Norman, australiano y uno de los atletas más exitosos del mundo convertido en empresario, visitó este sitio hace casi 20 años por invitación del dueño de Solmar Hotels & Resorts, Francisco “Paco” Bulnes.

“Norman observó la extensa propiedad que ahora es Rancho San Lucas desde mi bote, y dijo: “Me gustaría caminar ese lugar”. Estaba realmente impresionado. “Cuando estés listo para desarrollar este sitio, llámame”, me comentó al despedirse.

Avanzamos rápidamente hasta 2017, cuando se inició el primer campo de golf de Solmar. Desde el principio, Norman sintió que tenía una oportunidad única para crear un espectacular diseño por las características del espacio ubicado en la costa con dunas y esculpido en una zona rocosa del desierto. Los diseños de Norman son identificados por utilizar la menor invasión al entorno natural. Con esta idea, se diseñó un campo que atraviesa el rancho y aprovecha al máximo las características naturales y los múltiples ecosistemas.

Algunos hoyos se diseñaron en lo alto de la colina donde llega el sonido del golpeteo de las olas. En un terreno más alto los canalizó por zonas inclinadas y por arroyos sinuosos. El desierto aquí está lleno de majestuosos cardones y vegetación nativa de Baja California. Gracias al mínimo movimiento de tierra, el campo de golf parece que surgió del paisaje, no que fue construido sobre él. Lo mejor de todo, cada hoyo en Rancho San Lucas ofrece una vista insuperable hacia el mar.

Es un diseño bien equilibrado, divertido. Los hoyos frente al mar han recibido excelentes críticas. El tercer hoyo es un hermoso par 3 que flanquea la playa a favor del viento hacia un green custodiado por un par de bunkers.

Los golfistas descubrirán este invierno que el green, es además, un magnífico punto desde el cual se pueden observar las ballenas en la costa.

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

WhatsApp chat