La Elegancia va de la mano con el estilo Mexicano

Hacienda Encantada

Compartir

Lourdes Macías no ve el trabajo como trabajo. En realidad, lo ve como algo mágico que la invita a permanecer activa y cuando empieza, no puede parar. Es una persona que conserva gran energía y la dedica al máximo en nuevos proyectos, especialmente si involucra su pasión: diseño de interiores.

La idea de crear un hotel tipo hacienda surgió de su hermano Gabriel. Cuando le platicó lo que quería hacer, ella empezó a leer libros de la época del Porfiriato. En ellos encontró fragmentos donde se hablaba de los muebles que trajeron los españoles a México. Lourdes lo describe como ecléctico, un sello que podemos apreciar en el mobiliario del Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México.

De esta manera, nos cuenta que el diseño de Hacienda Encantada y Vista Encantada—la nueva propiedad de México Grand Hotels—se caracteriza por su estilo de hacienda mexicana de la época porfiriana con un estilo elegante, estilizado y toscano, en donde los materiales, la iluminación y el mobiliario representan la belleza de la cultura mexicana.

En Hacienda Encantada utilizó una gama de colores cálidos, que varían entre los terracota, rojos, amarillos y verdes; mientras que, en Vista Encantada, hay gamas frías y cálidas, dependiendo de la suite en la que estés hospedado.

Lourdes considera que todos los colores en diseño son significativos. Ella misma busca cada estilo, le gusta recorrer Tlaquepaque, Tonalá, Chapala, Oaxaca y Taxco para encontrar directamente a los artesanos y que sus ideas estén plasmadas en el producto terminado.

Es difícil para Lourdes decir cuáles son sus áreas favoritas en los hoteles, ya que todos los espacios están pensados para ser especiales. A pesar de ello, nos nombra algunos, la diseñadora de Aguascalientes nos cuenta que el lobby de Vista Encantada resalta por sus hermosas vistas y detalles, los muebles de estilo toscano, su majestuosa chimenea labrada en cantera, y la barra con diseño de antaño que nos recuerda a una cantina antigua.

Quizás su lugar favorito actual es la capilla donde nos conocimos y realizamos la entrevista. La subida al lugar sagrado tiene una vista espectacular del Mar de Cortés que quita el aliento y hace suspirar. Sientes que no estás solo, que estás acompañado.

Al terminar la entrevista, descubrimos un pequeño brillo en los ojos de Lourdes, tal vez, por la emoción de hacer un recuento sobre los 26 años que tiene colaborando en México Grand Hotels.

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

WhatsApp chat