No para uno mismo, sino para el país

Un Relato del escritorio de Laura G. Bueno

Compartir

Baja California Sur, en específico el Municipio de Los Cabos, que está en la punta de la que podría llamarse ínsula contiene un mundo de posibilidades para el que la habita.

Lugar de creatividad por excelencia en donde concurren población nacional e internacional, cada uno por razones tan diversas. Una gran mayoría de quienes nos establecemos en Los Cabos tenemos un sentido de responsabilidad y de respeto. Sabemos que existen deficiencias como en otros lados, sin embargo, no nos enfocamos en otra cosa que, en mejorar, y es muy cierto, no solamente estamos esperando que el gobierno aporte los cambios y mejoras en el destino turístico, nuestra comunidad bien sabe lo que tiene que hacer y lo hace. Con apoyo de las autoridades podemos crear e inventar mejores formas de convivencia y superación es cuestión de plantearlas y llevarlas “a cabo”.

No voy a entrar en detalles, pero gracias a la comunidad internacional que habita en Los Cabos surgen diversas fundaciones no lucrativas de ayuda para la salud, educación, medio ambiente, protección de los animales, entre otras. Asimismo, los mexicanos hemos aprendido a participar en estas instituciones altruistas, en su asesoría y dirección también.

Esto anterior me lleva a pensar en la frase de John F. Kennedy “No preguntes que puede hacer tu país por ti, sino que puedes hacer tú para tu país”. Con eso se dice todo.

No solamente es responsabilidad del gobierno hacer de un destino un lugar de evolución en sentido positivo, los gobernados podemos lograr grandes acciones.

Al viajar por otros lugares te das cuenta de que las necesidades de una comunidad son las mismas. Las instituciones internacionales tratan de hacer presencia en todo el mundo, en programas como: cuidado de los océanos, de nutrición y de educación, buscan dar solución a un sinfín de necesidades.

No hay necesidad de descubrir el hilo negro, sino de poner en práctica todo aquello que funciona en otros lugares. Asimismo, Los Cabos nos da la oportunidad de ser pioneros de nuevas ideas que puedan funcionar en la comunidad. Lo único que no sería válido es la apatía para contribuir en alguna mejora, ya sea con tiempo, dinero o ideas.

La posibilidad de que en Los Cabos no puedas materializar un proyecto que contribuya a la sociedad es casi nula. El liderazgo en este destino es simplemente cuestión de decisión. No queremos permanecer inactivos y que el tiempo nos rezague. Queremos actuar y evitar errores de otros lugares siendo ejemplo para otras poblaciones.

Nuestro territorio no tiene límites en la creatividad. Su único límite es el mar y ello no nos separa del resto del mundo, sino que nos une como la misma fuerza de gravedad.

Por lo que a mí me corresponde hablar, y “sí”, con ánimo de continuar creando conciencia, es sobre la campaña donde se integraron 10 instituciones de la iniciativa privada el año 2018. El objetivo: no distraerse al conducir un auto.

# CARRETERA TRANSPENINSULAR SIN CELULAR

Aumentar la previsión en los colegios, desde kindergarten hasta preparatoria, sobre el valor y respeto a la vida cuando se conduce un auto en la carretera transpeninsular que todos circulamos a diario.

Iniciando con actividades de recaudación se hizo un video sobre el tema, se imprimieron cerca de 7,000 hologramas con el logotipo de la campaña, se dieron pláticas y conferencias de prensa, y finalmente se obtuvo permiso del Gobierno Federal para colocar 20 señales de tránsito entre las poblaciones de San José del Cabo y Cabo San Lucas en donde se prohíbe el uso del teléfono celular al conducir con la única intención de salvaguardar la seguridad en el camino.

Si bien, no había una aplicación de sanciones por hablar por el celular mientras conducíamos, los niños con la conciencia creada se convirtieron en los policías de los padres de familia.

Posteriormente, y con mucho agrado podemos decir que las autoridades hicieron uso de la aplicación de ley e iniciaron con el sistema de multas a los conductores que se distraigan al volante. La aplicación de sanción aproximada es de $8,000 pesos. Se ha sorprendido a varios que continuaban con esta práctica de utilizar el celular al conducir. No hay multa que pague una vida, guiémonos por el respeto a la vida ajena.

Conozco y he participado en varias fundaciones nuevas para impulsar la mejora del destino, tanto proyecto de educación, ecología y salud. Gracias a estos líderes de la iniciativa privada que invitan a la población a participar con entusiasmo harán que Los Cabos siga creciendo en el camino correcto.

Non sibi sed patriae (or patriæ) es una frase en latín que significa “no para uno mismo, sino para el país.”

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

WhatsApp chat