La California Mexicana

Gabriel Fonseca

LA PREHISTORIA DE LA CALIFORNIA MEXICANA

Si la historia de la California Mexicana es fascinante y extraordinaria, su prehistoria puede superarla. En el proceso de formación de la península, en paralelo, surgió su cordillera central: el Golfo de California y los oasis. En el mismo período prehistórico, pero muchísimo tiempo después, la presencia humana quedó registrada con las pinturas rupestres en varios sitios de la península. Sin duda con estas formaciones geológicas y el arte rupestre, la prehistoria es una de las 7 grandes historias de la California Mexicana.

FORMACIÓN

Hace aproximadamente 30 millones de años se iniciaron movimientos tectónicos asociados con la falla de San Andrés que cambiaron la geografía del macizo continental, formando parte de la península y el golfo de California. En este largo proceso geológico, finalmente hace 3 millones de años, el hoy municipio de Los Cabos emergió del fondo del mar. Estos hechos fueron determinantes en el futuro de los seres vivos en la península, definiendo, por ejemplo, el clima y la forma de vida de los seres humanos a través del tiempo.

SIERRA LA LAGUNA

Es una cadena montañosa que corre de norte a sur ubicada entre los municipios de La Paz y Los Cabos. En la Sierra La Laguna se encuentran ecosistemas naturales únicos en la península, destacando la única Selva Seca del territorio peninsular. Además, esta zona es la principal fuente de recarga de mantos freáticos del sur de la península, y, así mismo, es una de las regiones rurales de la entidad donde se ubican un mayor número de ranchos y poblados.

GOLFO DE CALIFORNIA

Es un mar interior lleno de vida con más de 8,000 especies animales. Cuenta con más de 1,200 km de longitud, una anchura entre 80 y 200 km. Está ubicado entre la península Mexicana de California y los Estados de Sonora y Sinaloa. ​En el golfo se encuentran casi un millar de islas entre las que destacan las dos más grandes de México: Ángel de la Guarda y Tiburón. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha declarado algunos sitios en el Golfo de California como Patrimonio Natural de la Humanidad.

ESTERO JOSEFINO

Es un oasis costero de los más grandes y el más sureño de los 180 oasis en Baja California Sur. Sus condiciones naturales generan una concentración muy alta tanto de flora como de fauna en proporción a su tamaño. Por esta importancia ecológica ha sido designado sitio RAMSAR (humedal de importancia internacional) como Área de Importancia para la Conservación de las Aves a nivel nacional (AICA), y a nivel internacional (IBA, Important Bird Area), así como también Reserva Ecológica Estatal.

PINTURAS RUPESTRES

Ubicadas en la Sierra de San Francisco pertenecen al estilo Gran Mural, dentro del periodo arcaico que lo caracteriza. Por el gran tamaño de sus figuras que van desde uno hasta cuatro metros de altura, su alta calidad, extensión, la variedad y la originalidad de las representaciones humanas y animales, sus sorprendentes colores y su excelente estado de conservación, en 1993 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) las designó como Patrimonio Cultural de la Humanidad en México.

Añadir Comentario