Cambiando el mundo, un niño a la vez

Pisando Firme

Aceptamos un desafío en el 2020 para involucrarnos y conocer de primera mano el quehacer de diversas fundaciones en Baja California Sur. De esta forma podríamos obtener mejor información para difundir sus objetivos en la sección de Pisando Firme. En esta ocasión contactamos a Laura Bueno, amiga y colaboradora de Tendencia quien es miembro del Consejo Directivo de Los Cabos Children’s Foundation.

Posteriormente, ante nuestro interés, Marisa Comella, directora ejecutiva de , nos invitó a una visita guiada al Hospital General con Especialidades Juan María de Salvatierra en la ciudad de La Paz. Aceptamos.

Así nos brindaron la oportunidad de conocer la historia detrás de una fundación que se ha enfocado durante 20 años a promover, fortalecer y potenciar programas de salud y bienestar que brinden a los niños de Baja California Sur una mejor calidad de vida.

Todo inició cuando Tom Walsh tuvo la oportunidad de ayudar a Carlitos, quien fue diagnosticado con cáncer en Los Cabos. No imaginó la cadena de voluntades que iniciaría al darse cuenta de que no se contaban con los servicios médicos necesarios para atender a Carlitos, ni en la ciudad, ni en el estado. Sin embargo, no fue un impedimento para el tratamiento. El pequeño recibió atención médica en el Avera McKennan Hospital en Sioux Falls, Dakota del Sur, USA.

Corría el año 2002 cuando empieza una organización que se conformaría más adelante como Los Cabos Children’s Foundation y asumir la enorme tarea de fomentar la conciencia social y la generosidad para patrocinar a más niños con cáncer.

Diez años después, se inauguró el Centro Estatal de Oncología en el Hospital General con Especialidades Juan María de Salvatierra. Los Cabos Children’s Foundation intervino para conseguir su acreditación. Hasta la fecha, se han diagnosticado y atendido a más de 150 niños. El trabajo en equipo con esta y otras instituciones de carácter público y privado ha permitido proveer a los pacientes tratamientos nutricionales, de quimioterapia, antibióticos y antieméticos.

Rápidamente comprendimos por qué era importante que visitáramos el hospital.

Posteriormente, tuvimos la oportunidad de platicar con otro aliado contra el cáncer, el doctor Eduardo Altamirano Álvarez, oncólogo pediatra y jefe de la unidad de oncología pediátrica. Durante nuestra conversación comentó: “Tener contacto con Los Cabos Chidren’s Foundation fue un hallazgo increíble. Su capacidad humanitaria y visión han marcado una gran diferencia en la vida de los pacientes a lo largo de los años”.

“Nuestras puertas están abiertas para trabajar juntos. Queremos que la comunidad, el personal y la fundación unan fuerzas hasta lograr el objetivo de hacer felices a todos los niños de Baja California Sur en medio de una situación de salud tan complicada”.

Nos impactó el conocimiento y la dedicación del Dr. Altamirano Álvarez.

Una de las responsabilidades de la unidad de oncología pediátrica consiste en formar un gran equipo de terapeutas que buscan mantener la sonrisa y el bienestar de los niños durante su hospitalización.

Los Cabos Children’s Foundation actúa en programas enfocados en la salud y el bienestar de los niños en Baja California Sur. Opera gracias a los donativos que suplen las necesidades médicas de patologías como la oncología. También teje una red de soporte para los pacientes y padres, acompañándolos física y psicológicamente en el tratamiento de los pequeños.

A lo largo de casi 20 años se ha sumado un equipo especializado en diversas áreas que se dedican a los programas, insumos y capacitación del personal involucrado en cada caso.

Hoy en día, Los Cabos Children’s Foundation trabaja con más de 40 fundaciones. Únete para cambiar el mundo, un niño a la vez.

Añadir Comentario