Historias de Familias

Los enlaces matrimoniales han sido componente importante del capital social, vital en la conformación socio-histórica de la península de Baja California. Para el caso de las familias dedicadas a los negocios, sirvieron no sólo para consolidar el capital económico a través de la unión de fortunas y la generación de nuevas empresas, sino que fomentaron las redes sociales que muchas veces transcendieron las fronteras nacionales.

Dentro de la sociedad del puerto de La Paz, se suscitaron matrimonios entre las familias más prósperas de la región y extranjeras, fortaleciendo la clase económica a la que pertenecían. Asimismo, se reconoce en las prácticas culturales de la época; que los enlaces se celebraran con regularidad en los Estados Unidos (EE.UU) pero después se validaban en el puerto paceño. Casos relevantes fueron los acontecidos dentro de una de las familias más destacadas en el comercio y la navegación: Los Ruffo.

[two_first]
historias-de-familias-024-04
historias-de-familias-024-04
[/two_first][two_second]
historias-de-bodas-024-01
historias-de-bodas-024-01
[/two_second]

En 1881 Antonio Ruffo Santa Cruz con 39 años contrajo nupcias con la joven Ernestina Mercedes Polastri de 24 años, ésta última proveniente de una familia originaria de los EE.UU pero que radicaban por temporadas en el puerto peninsular. La boda se efectuó en la iglesia de Guadalupe en San Francisco, EE.UU ; a partir de ello los viajes de la familia a ese país fueron muy comunes, como demuestra la nota de periódico San Francisco Call con fecha del 28 de mayo de 1901, que ubica a algunos de los miembros de tal familia a bordo del barco de vapor Curacao que cubría la costa del Pacífico, la nota puntualizaba además, que Ernestina Polastri de Ruffo pasaría seis meses en California EE.UU.

[one_two_first]
historias-de-bodas-024-02
historias-de-bodas-024-02
[/one_two_first][one_two_second] Décadas después al finalizar la Revolución Mexicana, la costumbre de casarse en los EE.UU se mantuvo entre la familia, por ejemplo, el 12 de octubre de 1922 ocurrió la boda entre Antonio Ruffo Polastri y María Teresa Azcona en Los Ángeles, EE.UU., un año después el matrimonio se validó en La Paz, en donde fungieron como testigos Arturo C. Nahl (estadounidense y quien sería fuerte impulsor del deporte en la península ) y Luis M. Calderón, amistades de los Ruffo por más de diez años.

Al final se puede sugerir que la familia Ruffo, se fortaleció con estos matrimonios, logrando mantenerse, en lo general, como un linaje empresarial sólido, cuyas relaciones sociales y comerciales se extendieron hacia mercados nacionales e internacionales, coadyuvando a la evolución socio-histórica de la península.
[/one_two_second]

  •  A decir de Bourdieu (1996) el capital social es aprovechado como recurso y en el caso de las familias puede perpetuar su existencia.
  •  Diario San Francisco Call,1901, 28 de mayo.
  •  Licencia de matrimonio concedida por la corte de Los Ángeles, CA., y Transcripción del Acta, Los Ángeles/La Paz, 10 de julio de 1923, Archivo Histórico Pablo L Martínez (AHPLM), Relaciones Exteriores, v. 800. 
spot_imgspot_img

Related articles

Templo de Calor: encuentra bienestar en Zadún, a Ritz Carlton Reserve Los Cabos

Sus instalaciones están enfocadas en el bienestar, donde equilibrarás...

El quehacer en Loreto

Loreto está en el corazón de Baja California Sur,...

Calidad desde Puerto Vallarta hasta Los Cabos 

Desde 1983 hasta la actualidad, Cristalería del Pacífico se...

La Entrevista: Rafael Aragonés

Grupo Habitat desarrolla en el 2015 un edificio que...

Jornada Unidos de Corazón

Durante 8 años consecutivos, las fundaciones Ayuda a Corazón...
spot_imgspot_img
Previous articleLazy Gourmet Cabo
Next articleDestino Invitado
Edición 24 - Bodas
Edición 24 - Bodashttp://tendenciaelartedeviajar.mx/author/tendenciat24/
La atmósfera que rodea las Bodas es diversión. Y si el objetivo es hacer que el gran día sea inolvidable para la familia y amigos, será importante elegir un destino que tenga todos los servicios para ser un excelente anfitrión.