Un relato del escritorio de Laura G. Bueno

laura-g-bueno-golf-023-03

Mientras algunas personas planean visitar sitios en el mundo que son considerados patrimonios de la humanidad, otros escogen destinos paradisíacos que los sumergen en el mundo del golf. Así como la cuna del golf en St. Andrews, Escocia es atractivo para los amantes del golf, Los Cabos no se queda atrás. La calidad del juego ofrecido por sus 14 campos hace que Baja California Sur sea otra meca de este deporte. 

El excelente clima de la península, días soleados y contacto con la naturaleza hacen de un partido de golf una experiencia memorable, lo he comprobado. Al igual que las ballenas migran desde el norte al Mar de Cortés, los amantes del golf regresan cada año a estos mismos campos trazados por los mejores diseñadores del mundo.

Cada día representa un reto para quien juega golf. La mente y el cuerpo deben coordinarse para colocar correctamente la pelota.

El golf es un deporte con tantas reglas y una técnica tan compleja que más vale divertirse al jugarlo. ¿Cuántas  veces hemos sostenido en la mano una pelota de golf preparándonos para un swing? y ¿en cuántas ocasiones  hemos tenido en la mano el reglamento del juego?

El golf data del siglo XV. Sus regulaciones se han hecho tan complicadas que no me atrevería a escribir sobre ellas. Las reglas las aprendemos en la práctica, en el mejor de los casos con golfistas expertos o en clínicas de golf y clases particulares; sin embargo, existe un reglamento oficial.

Royal and Ancient Golf Club House (R&A) en St. Andrews.

Frente al hoyo 1 del Old Course. Condado de Fife, Escocia. De los m·s antiguos que existen en Escocia.

laura-g-bueno-golf-023-02

laura-g-bueno-golf-023-02

 

ArtÌculos y leyes para jugar golf. LibrerÌa Nacional de Escocia. ACC.112082

La palabra holandesa KOLF significa palo de tal manera que se piensa que el origen de la palabra GOLF viene de ahÌ.

laura-g-bueno-golf-023-01

laura-g-bueno-golf-023-01

 

Actualmente, el renombrado Royal and Ancient Club de St. Andrews (R&A), Escocia, y la Asociación de Golf Estadounidense (USGA- UNITED STATES GOLF ASSOCIATION) son los organismos encargados de regular el golf. 

 

¿Qué tanto nos apegamos a las máximas en este deporte?

El golf se juega, la mayor parte de las veces, sin la supervisión de un árbitro o de un juez. De hecho, se basa en la integridad del individuo para mostrar respeto a los demás jugadores y a las reglas. Cada jugador debe comportarse disciplinadamente, demostrando cortesía y deportividad en todo momento. Este es el verdadero espíritu del juego del golf.

Claro, en la mayoría de los casos, los golfistas no están en un torneo, los jugadores sólo quieren pasar un rato agradable sin atormentarse con tanta regulación. Recomiendo, tener en cuenta al menos las reglas básicas de vestimenta, cortesía y seguridad.

laura-g-bueno-golf-023-04

Golf club: golfer arranging the ball on the tee

 

 

¿En dónde  surgieron estas regulaciones? ¿A quien se le atribuye el golf como se juega ahora? 

Aunque en Roma hay indicios del juego y en los Países Bajos se utilizaba un palo curvado y una bola para atinar a un blanco, el juego de golf como lo conocemos se originó en Escocia en el siglo XV. En el principio, no existían normas escritas.

Las primeras reglas escritas del golf se las debemos a los Caballeros Golfistas de Leith, Edimburgo. En 1744 presentan un total de 13 artículos y leyes para jugar golf. El primer golfista en ganar un premio fue un cirujano llamado John Rattray.

Los nuevos clubes en Escocia siguieron estableciendo sus propias reglas, siempre tomando las reglas de Leith como referencia. En el siglo XIX, la sociedad de golf de St. Andrews se había convertido en el club más influyente.

Si esta retrasando al grupo que le sigue, deberÌa invitar a este grupo a pasarle, cualquiera que sea el n˙mero de jugadores en este grupo.

laura-g-bueno-golf-023-05

El golf alcanzó tanto auge en Escocia que el rey James II se vio obligado a promulgar un acta en 1457 que ponía límites al juego, para evitar que la gente jugara durante el tiempo que debían por obligación practicar el tiro con arco. Es el primer documento escrito en el que se hace referencia al golf. No obstante la ley no tuvo mucho éxito. Los escoceses ignoraron ésta y otras leyes similares. A principios del siglo XVI, el rey Jacobo IV de Escocia, consintió el juego del golf.

En 1897 se solicitó al Royal & Ancient Club de St. Andrews (R&A) que elaborara una serie de reglas de juego comunes para todos los clubes. Durante la primera mitad del siglo XX, tanto el R&A como la USGA, aplicaron básicamente las mismas. Diferencias de interpretación de menos importancia fueron finalmente resueltas en la conferencia de 1951. Cada cuatro años, la USGA y la R&A se reúnen para proteger la uniformidad de los criterios que lo regulan.

laura-g-bueno-golf-023-06

laura-g-bueno-golf-023-06

Dieciocho Hoyos y El Hoyo Diecinueve

Los campos de golf no siempre han tenido dieciocho hoyos. El campo de golf de St. Andrews ocupa una franja estrecha de tierra en las proximidades del mar del Norte en los terrenos gobernados por la reina María I de Escocia. En el siglo XV, los golfistas de St. Andrews definieron un trazado a través del terreno ondulante, jugando con hoyos cuyas ubicaciones fueron dictadas por la topografía. El campo resultó tener 11 hoyos desde la sede del club hasta los límites de la propiedad. Los golfistas jugaban 11 hoyos, se daban vuelta y jugaban de regreso sumando un total de 22 hoyos.

En 1764, varios de los hoyos se consideraron que estaban demasiado cerca unos de otros, por lo tanto fueron cambiados. El número fue reducido de once a nueve, y el recorrido completo quedó en 18 hoyos. Debido al estatus que ostentaba St. Andrews como la capital del golf, los demás campos fueron modificados de manera similar y el campo de 18 hoyos se convirtió en la norma.

Finalmente, el famoso hoyo 19, se asocia con el bar de la casa club, donde se guardan los recuerdos y experiencias de los jugadores.

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Pin It on Pinterest