Este pintoresco poblado conserva su encanto y raíces desde la fundación como Misión Santa Rosa de Las Palmas en 1723 por el padre jesuita Sigismundo Taraval. Es el primer Pueblo Mágico de la península de Baja California Sur designado el 23 de octubre de 2006.

Todos Santos combina la experiencia de aprender sobre la cultura mexicana y al mismo tiempo vacacionar. La belleza de cada atardecer es sin duda única. Un lugar inspirador, escenario perfecto para relajarse y disfrutar de la bondad de la naturaleza. La hermosa playa con blanca arena es una atracción por si sola.

Todos Santos se localiza 75 km al norte de Cabo San Lucas. Al viajar por la carretera N. 1 a tan solo 15 minutos aproximadamente, estará en la pequeña comunidad de Migriño. En esta área encontrará agencias de renta de cuatrimotos para pasear por el desierto y playa.

Este Pueblo Mágico se ha convertido en un centro artístico para extranjeros y nacionales, encontrará en exposición obras en óleo, acrílico, acuarela y diversas esculturas. Además, los edificios históricos con fachadas de adobe y piedra son ahora, acogedores hoteles boutique, cafés y restaurantes.

El tradicional quiosco en la plaza principal lo llevará a través del tiempo. Las calles empedradas, balcones, marcos de puertas y ventanas son perfectas para fotografiar. A un costado de la plaza se ubica el Cine-Teatro Manuel Márquez de León, sede anual del Festival de Cine de Todos Santos. La iglesia Nuestra Señora del Pilar es otro atractivo de este sitio.

A solo unos pasos de la plaza está el Hotel Guaycura Boutique Beach Club & Spa. Su diseño arquitectónico y la exquisita decoración une armoniosamente lo antiguo y lo moderno. La vista al océano es espectacular desde el bar de la azotea.

El Faro Beach Club es el único club de playa en Todos Santos, ubicado justo en el Trópico de Cáncer. Un lugar insuperable para relajarse por la variedad de servicios que ofrece: spa, alberca infinita climatizada, cabina de sauna, masajes a la orilla del mar, vestidores y regaderas.

Diseñado con respeto por el entorno y la naturaleza de la región, El Mirador Ocean View Restaurant le sorprenderá con un espectacular paisaje al pueblo, al Océano Pacífico y a la Sierra de la Laguna, mientras disfruta bajo la sombra de la majestuosa palapa. La atmósfera romántica de los atardeceres y la exclusividad del lugar prepararán sus sentidos para degustar la cocina mexicana contemporánea. Los ingredientes locales cosechados en el jardín de la casa añaden frescura incomparable a los platillos.

El clima templado en Todos Santos permite el cultivo de diversos productos orgánicos. Jazamango invita a probar una deliciosa experiencia culinaria. El reconocido chef mexicano Javier Plascencia, presenta la cocina “bajamed”, que se basa en una mezcla de ingredientes orgánicos locales.

Otra opción de hospedaje es el recién inaugurado Hotel San Cristóbal, llamado así en honor al patrón de los viajeros, surfistas, marineros y protector de viajes. Este íntimo hotel boutique se ubica en la playa e integra su decoración con la belleza natural en sus pisos de azulejos, mantas de colores, macetas de barro, muebles de madera. Enmarcado por las montañas, es el sitio ideal para un tiempo de tranquilidad acompañado del sonido de las olas que nutrirán su espíritu.

Todos Santos es un lugar cálido y fascinante, un paraíso natural donde el desierto se encuentra con las montañas y el mar. ¡Descubra la belleza de este Pueblo Mágico y por supuesto visite el famoso Hotel California!

Todos Santos estará lleno de magia y tradición al celebrar una de las fiestas con más arraigo en México, la conmemoración del Día de Muertos.

Esta ceremonia popular tiene como objetivo recordar a los seres queridos que han fallecido e invitarlos a convivir con el mundo terrenal otra vez. Las ofrendas para recibirlos se componen principalmente de su comida y bebida favorita, flores de colores brillantes, veladoras, papel picado y alegre música.

Las costumbres prehispánicas se mezclaron con las creencias religiosas impuestas por los españoles, para dar lugar a sabores y rituales que avivan la celebración del Día de Muertos.

Se podría suponer que no existe un mundo después de la muerte o que el regreso de las almas del más allá no es posible. Sin embargo, dentro de las tradiciones más antiguas mexicanas, esto puede ser probable los días 1 y 2 del mes de noviembre.

Uno podría creer que no hay vida después de la muerte o que el retorno de las almas desde el más allá no es posible. Sin embargo, según esta antigua tradición mexicana, esto es probable los días 1 y 2 de noviembre.

Esta fiesta ha sido declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial por la Unesco.

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

Pin It on Pinterest