El Hotel Francés es un maravilloso ejemplo de los pintorescos edificios de madera de Santa Rosalía.

Puede sentarse en la baranda europea y mirar el mar azul más allá de las minas, túneles y maquinaria apilada en oxidación. Es fácil imaginar que eres un visitante del siglo pasado.

Este hotel fue construido hace más de 100 años en 1886. Sin embargo, se incendió una década después y reconstruido en 1920. Pierre Mayieux, fungió como gerente en el hotel por largo tiempo.

En 1990, el hotel más antiguo de Baja California Sur fue puesto a la venta por el gobierno mexicano. Laura, cuya familia había tomado con éxito la administración del hotel La Perla en La Paz, vio el hotel anunciado. Había estado cerrado y anunciado por cinco años; en abandono y con muebles viejos empolvándose en su interior. Lo compró en 1995 e hizo de su restauración un proyecto personal, renovándolo con cuidado y dedicación.

Laura todavía administraba La Perla y sólo visitaba Santa Rosalía dos veces al mes, entonces, designó a su amiga Irma como gerente.

Dentro del hotel se conservan pisos de madera chillones, altos techos pulidos con ventiladores suaves y papel tapiz de grueso tejido. Hay un escritorio rústico de madera, las mesas del comedor adyacente son de madera finamente pulida y un sinfín de detalles en madera.

El patio trasero tiene ahora una piscina rodeada de un pequeño museo de artefactos y utensilios mineros. Las 17 habitaciones, a las que se ingresa por el patio, son una especie de cretona floral, repleta de sillas acolchadas y papel tapiz de brocado grueso.

La comida siempre ha sido considerada buena, el menú incluye platillos regionales e internacionales junto con exquisitos mariscos.

El diseño de la habitación es un vistazo a una era anterior, casi espera ver a hombres en bigotes, sombreros, bastones y a mujeres en vestidos largos con flores y sombrillas en mano.

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

Pin It on Pinterest