Tierra Perfumada

Dr. José Martin Olmos Ceseña

Desde: Los Cabos

Hacia: Los rincones de Sudcalifornia

La ficción es el mundo de las posibilidades, es permitir la existencia de algo que, no aparece en la realidad. La irrealidad de la ficción no es lo fantástico o lo inverosímil, sino, que siempre es posible en la realidad.

Baja California Sur es, sin duda, una realidad del mundo actual. Es un lugar que a veces parece imaginario porque está tan cerca de una serie inusitada de perfecciones. Durante un siglo y medio, California fue considerada una isla y no la península que es. Esta leyenda mágica, sobrevive. Y tiene partes por explorar.

Los Cabos está en el extremo sur de esta tierra perfumada. Hoy, es un destino a la vanguardia, donde el desierto y el mar son los elementos clave del diseño arquitectónico, gastronómico y del dinamismo de eventos.

Desde Los Cabos puedes iniciar un recorrido hacía el norte de la península al límite del Estado. Se requieren en promedio 11 horas por carretera. Recorrerás un gran porcentaje del camino real, es decir, la ruta antigua de California.

Para iniciar el recorrido, puedes salir por Cabo San Lucas o San José del Cabo, ambos caminos tendrán un excelente trayecto. Si decides empezar por Cabo San Lucas, será por una autopista que llegará primero al Pueblo Mágico de Todos Santos, donde se puede pasear por sus calles, recorrer las galerías de arte, el icónico Hotel California, disfrutar de excelente cocina, y admirar vestigios de su pasado como son la misión y las remembranzas del pueblo dedicado al cultivo de la caña de azúcar. Hospedarte unos días aquí, es super recomendable. El siguiente punto será La Paz, puerto de ilusión.

Al partir desde San José del Cabo, lo harás por la carretera antigua y conocerás varios pueblos históricos. El primero está a escasos 20 minutos y se llama Caduaño, es conocido por su balneario y el pan típico llamado pan bachi. Unos 10 kilómetros delante está Miraflores, es un poblado campirano con su plaza típica, los oficios del lugar son la panadería y los talleres especializados en talabartería.

A escasos 5 kilómetros de Miraflores se encuentra Santiago, población rural que alberga una misión y un apacible lago; es una comunidad dedicada principalmente a las actividades del campo. Por otro lado, muy cerca se encuentran las aguas termales de Agua Caliente y Rancho Santa Rita. Este último es digno de un viaje para acampar, sentir la plenitud de la sierra, observar las estrellas y relajarse en las aguas termales en cualquier momento. Don Braulio, dueño del rancho será su anfitrión, y lo hace feliz, sin dejar de realizar sus actividades cotidianas.

Después, se encuentran Buenavista y Los Barriles. Ambas son áreas costeras donde se puede practicar la pesca y asolearse en sus fabulosas playas, a la vez que disfruta de un ritmo relajando y pacífico. Ofrecen una selección de alojamientos adecuados para escapadas románticas, reuniones familiares o expediciones fuera de lo común.

En este viaje, de sur a norte, llegará a La Paz, que es la capital de Baja California Sur también llena de atractivos turísticos naturales y de servicios que le cautivarán. No te puedes perder las caminatas por el malecón, los atardeceres, los platillos típicos como los famosísimos tacos de pescado, las playas insuperables para nadar y la tranquilidad.

Para ir al santuario de la ballena gris en Puerto Adolfo López Mateos, recomendamos alquilar una lancha y un guía especializado. Este lugar es cercano a Ciudad Constitución, y ubicado en la famosa Bahía de San Ignacio o la Bahía Ojo de Liebre en el norte del Estado. Elige el tiempo necesario para vivir esta experiencia al máximo.

Cerca de Ciudad Constitución, a cuatro horas aproximadamente de Cabo San Lucas, puedes pernoctar unos días en la región denominada Pacífico Norte y recorrer lugares como San Juanico, que es ideal para surfistas. Aquí se puede sortear a la ola más larga del mundo.

En los alrededores, visita La Purísima y San Isidro dos pueblos rurales custodiados por el famoso Cerro del Pilón con paisajes bellísimos. Además, puedes visitar la misión de San José de Comondú e incluso probar vinos que se producen en la región.

Sugerimos después visitar Guerrero Negro, que es la última ciudad de Estado, colindante con Baja California Norte. Dar una vuelta por la famosa Bahía de Ojo de Liebre, para posteriormente acudir a las sorprendentes pinturas rupestres en San Francisquito, para apreciar la Cueva del Ratón un lugar importante de arte rupestre. Maravíllate con los enormes desiertos de sal al pasar por Guerrero Negro, la salinera más grande del mundo.

Atrévete a realizar este recorrido, seguramente quedarás impactado con los oasis sudcalifornianos, identificarás alrededor las comunidades que lograron progresar. Los más grandes son el Oasis de Mulegé y el Oasis de San Ignacio, dos hermosos cuerpos de agua rodeados de incontables palmeras datileras.

Estos son solo algunos de los rincones de esta tierra perfumada. Todos tienen una profunda relación con el mundo natural y cultural; a través de valles y montañas, por la vegetación árida e impresionante. Encontrarás tranquilidad y armonía entre las tradiciones que mantienen los valores de Baja California Sur.

¿Qué conocerás en esta travesía?

Sudcalifornia, como diría el poeta Jesús López Gastelum, es una arteria de México, silueta caprichosa, nacida en el océano gigantesco, hermana de los vientos, refugio de leyendas, cactus, arreboles y majestuosas maravillas. Tierra huérfana de agua, pródiga de sales y espumas, agreste geografía, húmeda por la leche de los cactus voluptuosos; montañas sagradas que ocultan tesoros en sus entrañas y perfumes.

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario