Los campos de golf y su diseño

Joaquin Précoma Valle

Compartir

Los Cabos se ha convertido en uno de los destinos favoritos de Golf a nivel nacional e internacional. Tiene en su inventario 12 de los mejores 16 campos de nuestro país de acuerdo a la publicación Golf Digest de entre un total de 220 instalaciones repartidas en todo el territorio nacional en 2018.

Aún mejores noticias, Los Cabos tiene cuatro campos en la lista de los mejores 100 del mundo: Querencia en el número 97, Quivira en el 93, Cabo del Sol Ocean en el 70 y Diamante Dunes en el 47.

Con una oferta tan atractiva, el turismo de Golf en el destino ha crecido significativamente en la última década. Ha incrementado el inventario turístico con el recién inaugurado Rancho San Lucas bajo el diseño de Greg Norman. Otra próxima apertura es en Costa Palmas que tendrá un campo diseñado por Robert Trent Jones II.

El crecimiento de los campos de Golf, particularmente en el caso de Los Cabos, se ha desarrollado bajo un modelo de negocio inmobiliario tipo residencial complementario a la actividad turística con la puntual ubicación de los más prestigiados resorts de lujo internacionales, ofertando no solamente el turismo de Golf sino la posibilidad de poseer un tiempo compartido, una propiedad fraccionada o una vivienda en modalidad horizontal o vertical. Bajo este esquema, se desarrollan grandes manzanas alrededor de los campos de Golf en composiciones generalmente radiales, brindando mayor importancia a la Casa Club y con ello, favoreciendo la composición de verdaderas comunidades, no sólo de los habitantes internos, sino de forma conjunta con los jugadores locales y visitantes extranjeros.

Este modelo de diseño y construcción ha evolucionado a través del tiempo y a pesar que actualmente se encuentra como uno de los más utilizados de forma global, tuvo sus orígenes en modelos más austeros, pero no por ello menos “reales”.

Desde el tiempo de los romanos se tiene conocimiento de un deporte consistente en pegarle a una bola de plumas con un palo curvado, aunque el deporte del Golf como lo conocemos hoy en día tiene sus orígenes varios cientos de años después bajo el nombre de Kolt (palo) en los Países Bajos y aún más formalmente en Escocia en el siglo XV.

Una de sus principales jugadoras en la historia fue María I Estuardo, quien contaba con un campo en la población de Saint Andrews en las proximidades del mar, a lo que hoy llamaríamos un campo lineal en duna diseñado en una topografía ondulada y distribuida en 11 hoyos, desde la sede del club hasta los límites de la propiedad, dando un total de 22 hoyos considerando la vuelta al punto de inicio.  En 1764, los 11 hoyos se redistribuyeron de forma más similar entre ellos y se hizo el primer diseño a 9 hoyos con un recorrido total de 18 y a partir de entonces, considerando que Saint Andrews era la Capital del Golf de la época, sigue siendo reconocido como uno de los mejores campos a nivel mundial y gran número de los campos subsecuentes se diseñaron bajo el mismo estándar.

Más de 100 años después en el siglo XIX, un grupo de acérrimos jugadores sin estudios en arquitectura o ingeniera, pero con los conocimientos del deporte y con la intención de mejorar la experiencia en los campos, debutaron como diseñadores y formularon los conceptos que hoy rigen este deporte. Alister MacKenzie, cirujano de profesión, diseñó más de 50 campos de golf dentro de los que se ubican 3 de los 100 más importantes actualmente e impuso los 13 mandamientos del diseño de campos que aún son seguidos por los diseñadores actuales. Tom Morris introdujo las diferentes texturas en los pastos, obstáculos y los montículos de salida acompañados por las aportaciones de Harry Colt, Charles Hugh Alison y John Stanton Fleming Morrison, dentro de algunos otros.

Siguiendo la inercia y el interés de los mismos jugadores por mejorar los campos de Golf, un nuevo grupo de jugadores está definiendo actualmente el futuro del deporte como Pete Dye, Dave Thomas, Peter Allis, Arnold Palmer y Jack Nicklaus, quien ha diseñado 7 campos de Golf en Baja California Sur, incluidos 2 de los mejores 100 del mundo.

¿Qué sigue para el diseño de los campos de Golf? Si un tema regirá a los campos de Golf actuales y futuros será la introducción de la sustentabilidad en un entorno internacional preocupado obviamente por el calentamiento global pero también por las crisis económicas y la participación ciudadana.

Introducción y apreciación de especies vegetales endémicas, sistemas de riego regidas por inteligencia artificial para optimizar los recursos, lectura de la topografía mediante modelos tridimensionales que permitan el mayor aprovechamiento del suelo natural, un diseño más racional que favorezca el entorno antes que los caprichos del diseñador… Seguramente tendremos mucho que contar en los años futuros en Los Cabos, manteniéndonos como uno de los hitos del golf internacional.

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

WhatsApp chat