Compartir

En la plaza Amelia Wilkes, en el centro de Cabo San Lucas y a un costado de la iglesia San Lucas que se construyó en 1954, se encuentra el museo de Historia Natural, también conocido como el museo de la ballena. 

Aunque pueda parecer que es un lugar pequeño, dentro de este encontrarás la historia de Baja California Sur, desde que se originó el mundo y las masas se separaron, hasta la llegada de los primeros pobladores y los grupos indígenas mejor conocidos como los Pericúes 

Ya no se siente tan pequeño, ¿verdad? 

Roberto Cuétara, director del museo, me dio la bienvenida para hacer el recorrido que comienza cuando en 1992 encontraron restos arqueológicos mientras construían uno de los primeros hoteles de Los Cabos; pero no fue hasta el 9 de octubre de 2006 que se inauguró el museo. 

Tu ruta empieza con un cuarto oscuro, que asemeja el espacio sideral, y el cosmos, donde se habla de los eclipses—fenómeno que sucede en Los Cabos con regularidad gracias a la posición en la que estamos—y de Jean Baptist que documentó el paso de Venus en 1769. 

La historia continua la explicación de cómo las masas eran una sola hasta que se enfriaron y se formó la corteza. Después, pasamos a las placas tectónicas y el movimiento que hicieron para que se formara lo que hoy se conoce como Baja California Sur.  

También vas a ver ejemplos de rocas, las diferentes eras por las que ha pasado la tierra como el Paleoceno y cómo fue que aparecieron los primeros animales. De un lado te cuenta la historia de los dinosaurios y lo que pasaba en el mundo y del otro, está la historia de Los Cabos, en donde antes había cebras. ¿Puedes creerlo? 

Los restos arqueológicos nos dan la pauta de qué tan antigua es la presencia humana. Ese pasado que llegó con las migraciones de los cazadores y primeros pescadores hasta Baja California Sur, y nos permiten saber que los Pericúes eran increíbles buceadores, pero que morían a temprana edad por las infecciones que contraían en los oídos. 

Roberto me enseñó cada rincón del museo hasta que llegamos a los primeros navegantes y piratas, a los jesuitas y las rancherías. En esa parte, podrás admirar de cerca un ejemplo de objetos típicos que hay en un rancho y ver un mapa que te marca todas las rancherías que existen de Los Cabos hasta los Barriles.  

Termina tu recorrido con un video de los 5 momentos que marcaron la vida de Cabo San Lucas. En este aparece Luis Bulnes contando la historia de la empacadora de atún, la más grande en Latinoamérica de ese tiempo.  

Cuando le pregunto a Roberto cual es su parte favorita del museo, me contesta que es imposible elegir una, porque todas cuentan la historia.  

Aunque falta mucho por hacer porque el museo no cuenta con el apoyo de expertos de áreas, como arqueólogos y biólogos, y se necesita remodelar el lugar, y que sea un museo aprobado por parte de antropología, es un lugar lleno de potencial e información de los orígenes de nuestra cultura.  

Por estas razones, cada que puedas, date una vuelta por el museo. Cuesta $20 pesos la entrada y adquieres un sinfín de conocimiento que no sabías que se encontraba a unos cuantos pasos de tu casa. De esta manera, no solo contribuyes a que tenga movimiento, sino que también tú te llenas de conocimiento. ¡Viva La Plaza! 

 

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

WhatsApp chat