El imperio de Nobu en Los Cabos

El sábado pasado fue el primer aniversario de una de las cadenas hoteleras más importantes del mundo: Nobu. Y es que cuando escuchas esa palabra, lo primero que piensas es en la comida japonesa, o Robert De Niro. Pero Nobu es mucho más que eso. Nobu es un imperio.

Los viajeros de lujo han atravesado países y culturas para encontrar que Nobu Los Cabos cumple con el objetivo de sus viajes: un destino seguro, con escenarios inigualables y una oferta gastronómica equilibrada a la perfección.

Si platicamos sobre esa experiencia culinaria podemos describir a Nobu como la nueva cocina japonesa, donde las técnicas ancestrales se unen con lo contemporáneo y crean lo que conocemos como la cocina de Nobu Matsuhisa.

Para conocer íntimamente la correlación que hay en el menú, debes empezar por platillos crudos hasta llegar a los platillos calientes y terminar en el postre. Ese día de celebración, pedimos el sashimi de atún con jalapeño y un toque de cilantro acompañado del cóctel de aniversario: tequila infusionado con manzanilla. Al momento de probar el primer bocado, el atún se deshacía en la boca y el cilantro realzaba las notas cítricas del salseado mientras el tequila ya había empezado su tarea de relajar tus sentidos.

Para el siguiente tiempo probamos el tiradito de pescado blanco con limón amarillo y sal infusionada de soya con pimienta peruana. La diferencia de estos dos platillos estaba en la textura que tenía encima el jurel, pequeños trozos que al morderlos se rompían.

Cuando llegamos al nigiri y el sushi, las leyes del universo cambiaron con un solo bocado de salmón y atún fresco. El salmón new style envuelto en nigiri fue mi preferido, mientras que el sushi era un rollo california con espárragos que combinaba lo suave del arroz con lo crujiente de la planta.

Los mini tacos de king crab fueron otra sorpresa en la cocina del chef porque nos demostró la versatilidad de sus ingredientes y el respeto que tiene al territorio donde cocina. Los taquitos estaban acompañados de una salsa tatemada y la tortilla era crujiente, casi como una tostada.

A eso de las 10:00 de la noche, en lo alto del cielo, las estrellas comenzaron a verse más intensas y el olor a mar recordaba el presente y lo que tenías enfrente: ahora una tempura king crab con cebolla morada, cilantro y jalapeño. La sugerencia de nuestra mesera era empezar de fondo hacia arriba para mantenerlo fresco.

No pudimos probar el postre, pero sí acompañamos nuestros platillos con martinis de ginebra, copas de vino blanco y martinis sours. Una vez que terminamos de cenar, la playa estaba decorada con pequeñas salas tipo lounge para disfrutar de cerca la proximidad del mar con cócteles creados por la mezcalería, Ojo de Tigre.

Nobu es más que un restaurante o una cadena de hoteles, Nobu es un desarrollo que encontró en Los Cabos el mercado ideal para crecer su imperio.

Añadir Comentario

1 comentario