Turismo Educativo

Tierra Perfumada - Dr. OImos Ceseña

Los misterios de esta tierra perfumada perdurarán para siempre. El profundo amor y pasión por esta tierra viene de lejos y de cerca.

Quizás has escuchado del gran tour, movimiento que tuvo lugar en Europa en 1670. El viaje que realizaron los jóvenes aristócratas tenía motivaciones ligadas a la educación, al encuentro directo con la antigüedad, los problemas de salud y el prestigio social. En Estados Unidos, Francia, e Inglaterra, es posible encontrar programas especializados de viajes educativos, cuyo objetivo busca enriquecer el conocimiento sobre lugares y temas en las aulas, incluyendo la comprensión de la historia y la cultura, el estudio de idiomas, pero sobre todo adquirir independencia mientras se exploran lugares y costumbres.

El turismo educativo o las excursiones turísticas estudiantiles surgieron en México en el porfiriato (1830-1915). Los paseos escolares tenían como objetivo adquirir conocimientos observando costumbres y las riquezas del suelo. Alberto Correa (1970), recomendaba a sus estudiantes que admiraran el paisaje y las costumbres de diversas regiones para que aprendieran del contacto con la naturaleza y la gente. Viajar supuso un cambio de horizonte que hizo posible divertirse mientras se aprendía, sustituyendo el mundo artificial de la escuela por la propia naturaleza.

Los antiguos pobladores desarrollaron un conocimiento exhaustivo del entorno natural y cultural de la península durante sus largos viajes. De hecho, el Camino Real data de la época colonial. Las veredas que dejaron estos primeros viajeros se convirtieron en gran parte, en lo que hoy es la majestuosa Carretera Transpeninsular o Ruta # 1.

 

Por otro lado, en México y en esta península, las áreas naturales protegidas son zonas donde los ambientes originales no han sido alterados por la actividad humana y no requieren ser restauradas. Se clasifican en reservas de la biosfera, áreas de protección de flora y fauna, áreas de protección de recursos naturales, monumentos naturales, y parques nacionales.

¿Qué pueden hacer en la península de Baja California los educandos independientes o por medio de las instituciones educativas?

Recorrer la Carretera Transpeninsular en viajes de 5 días o más, maravillándose del patrimonio turístico natural y cultural. Esta tierra perfumada posee una infinidad de circuitos turísticos, tales como: ruta del desierto para vehículos todo terreno, misiones jesuitas, zonas de arte rupestre, islas, islotes y bahías, cocina regional, solo por mencionar recorridos tradicionales. Pero también tenemos otros más de aventura o misteriosos, como encontrar la ubicación de los vestigios de misiones, los cánticos del desierto, de las ballenas o del mar, son un atractivo turístico.

Baja California es un paraíso rodeado de mar, pero también tiene el Camino Real que en un momento unió la Alta y Baja California. Este recorrido no es nuevo para los viajeros. Desde los años 50, del norte de California salían aventureros a la conquista de la península, es la famosa época del motor home, que todavía perdura, aunque en menor escala.

Esta bella silueta formada por cientos de millones de años tiene sugestivos encantos, el principal es conectar contigo mismo. Viajar en grupos pequeños o grandes, con fines educativos – sin ser un pretexto – alimenta el espíritu, sobre todo predispone al viajero a regresar porque el solo hecho de recordar la experiencia se convierte en un futuro deseado.

En un viaje estudiantil, por un paraje sudcaliforniano después de regresar de una travesía de 6 días aproximadamente, una jovencita en charla de reflexión señala: “El hecho de saber que vas a realizar un viaje es emocionante, y más si sabes que visitarás un lugar muy diferente al que habitas. Uno de los principales motivos que me impulsaron para hacer el viaje fue la curiosidad. Sí, la curiosidad de saber qué nuevos lugares conocería, experimentar el viaje… cosas que para mí eran totalmente desconocidas y me fascinó la idea de saber que podía experimentar todas estas sensaciones que realmente fueron muy bonitas y placenteras.” (Mar)

Recorre las zonas como peregrinos primitivos. Busca murales de arte rupestre y recorre los senderos donde los antiguos dejaron huellas de haber disfrutado de los frutos del mar, entre los que destacan las ostras y los caracoles.

Navega por el Golfo de California, visitando playas, bahías, islas e islotes. Aprende sobre la flora y la fauna, y nada y bucea para estudiar los arrecifes y los animales marinos.

A ti conquistador…yo te ofrezco la tierra… Sí, en la persecución de una ilusión el viento te ha traído… ¡Quédate aquí conquistador… Es la tierra del sol y del desierto, de la ternura y el amor… Tuya es la costa mágica de perlas y de arena, los bosques de cardones… los valles donde el sol duerme la siesta, las islas de misterios y de peces… en nombre de mi pueblo, hoy te ofrezco la tierra… (del poema Calafia de Fernando Jordán,1955)

Añadir Comentario