Off Road: deporte, pasión y tradición

Los motores de los vehículos todoterreno y el corazón de los sudcalifornianos vibran cuando se habla de Baja 1000. Este emocionante deporte nació en 1967 entre los cactus, choyas y matorrales en el desierto de Baja California.

Lo que comenzó como México 1000 se convirtió en la carrera de rally más larga del mundo y en un desafío de una sola etapa para los pilotos que deciden librar una batalla contra los elementos, un combate entre el hombre y la península con el esplendor de su dualidad desafiante, imponente y fuera de serie.

Norman Ceseña, piloto y promotor de Off Road, define metafóricamente a la península como una mujer a conquistar, un noviazgo que se convierte en un estilo de vida y una pasión en la que no puedes dejar de pensar.

“La Baja solamente cambia de vestido y como una mujer; se viste para cada ocasión. Los hombres se enamoran de La Baja y la odian al mismo tiempo, porque no terminan de conquistarla; es igual que una mujer y los conductores rara vez la vencen dos veces.”

Para viajar por la austeridad del desierto abrasador se necesita disciplina; además de un equipo conformado por 24 personas, el vehículo de competencia, otro de reconocimiento, traslado y los famosos pits que se encargan de solucionar los problemas mecánicos que puedan surgir durante las 1000 millas de recorrido.

El Off Road es una carrera diferente a lo convencional, pues cada metro recorrido es un escenario distinto sin importar cuantos años hayas transitado el mismo camino. Arena, piedras, pantanos secos y playa son los escenarios que componen la ruta a transitar por el piloto y acompañado del copiloto.

Además de desarrollar pasión por la velocidad y el peligro, Norman ha encontrado el verdadero carisma del deporte en sus 30 años de trayectoria. El Off Road es una tradición familiar y se ha convertido en parte de la cultura Sudcaliforniana, que a su vez brinda apoyo y entretenimiento a las zonas rurales de la península.

“En el Off Road, todos entendemos que andar en el desierto es peligroso, por eso siempre tratamos de ayudar a los demás; me ha tocado detener mi carrera para ayudar a un conductor con su vehículo. Entonces no podemos hablar mucho de vencer a los demás conductores, sino de vencer a La Baja y ayudar a los demás a que lo logren”.

Aparte de Baja 1000—celebrada en noviembre—, existe la carrera Dos Mares que se realiza normalmente en el mes de mayo. No puedes perderte estas experiencias que a lo largo de los años han marcado en el estilo de vida sudcaliforniano.

Añadir Comentario