Crónica de una principiante parte 2: ATP Los Cabos 2019

Compartir

Guido Pella se limpia el sudor de sus brazos en el minuto 10 del partido. Va solo un set, 40 iguales. Pella tiene la ventaja. Pero en menos de 5 segundos, Diego Schwartzman, su amigo y compañero de dobles, se recupera.  

No hay diferencia de puntos entre uno y otro, porque cada que anota alguien, el otro le sigue. Los dos argentinos se disputan la semifinal y solo uno pasará a la siguiente ronda, la última de todas. Como ya sabemos, Schwartzman gana.  

Guido Pella y Diego Schwartzman

26 minutos van, y el partido ha estado así: punto para Schwartzman, punto para Pella, punto para Schwartzman, punto para Pella. Las cabezas se mueven al son del pelotazo mientras el público recorre la mirada y ven la pelota que viaja a 155 km/hr. ¿Por qué no nos mareamos?  

Minuto 30. Segundo set, 2-2. A Pella le está gustando dejarlas cortitas, a veces le sale la jugada y otras veces, falla. Schwartzman se impone cuando gana un set completo sin que Pella anoté punto. Escoge bien su pelota, la que más le gusta, siente con los dedos cada uno de los cuadritos de la red de su raqueta y las personas aplauden cuando en cuestión de segundos, anota otra bola.  

Guido Pella

Para el penúltimo día entiendo que, cuando el juez central habla una oración muy larga por el micrófono, significa que el jugador pidió ver la jugada. A veces la pantalla dice IN, a veces dice OUT. En una de esas jugadas difíciles, hay controversia.  

La tecnología dice que la pelota cae dentro, pero hasta los ojos humanos pueden ver en la pantalla que eso es fuera. Escucho a un grupo de señores, acompañados de su cerveza fría en mano decir “¡está mal calibrada esa madre!” Entre abucheos y risas, el partido continúa y Diego Schwartzman, el favorito del público, gana el último set 6 a 1.  

Para el último día entendí que, en los singles, la pelota debe de caer dentro de primera línea lateral. Mientras que, en los dobles, como pueden tener más espacio, la pelota puede caer en la última línea lateral. Los ganadores de la cuarta edición del ATP Los Cabos en dobles fueron Romain Arneodo y Hugo Nys de Mónaco.  

Romain Arneodo y Hugo Nys

En la final, la afición grita el nombre de Diego o el “peque” y hay otros que gritan “Taylor”. El partido es una exhibición de dos grandes jugar a la pelota. Los saques, la intensidad de cómo cae la bola en la cancha, los gritos del público que no están del todo permitidos, pero, aun así, son escuchados, retumban con ahínco.  

Ese día la luna se asomaba en el horizonte en medio de un cielo completamente azul y de estrellas que alumbraban la noche en la cancha principal junto a mosquitos, bichitos, e insectos que revoloteaban cerca de las gigantescas luces que iluminaban el estadio y, uno que otro, cerca de los cientos de espectadores que veían atentos cómo la pelota recorría el escenario. 

Minuto 27. Primer set, 4-4. La intensidad del juego es digna de una final. Cuando anota uno, el otro lo hace enseguida sin perder tiempo. De repente, poco a poco vemos a un Diego más seguro, a un Diego que juega limpio, y, sobre todo, con estrategia.  

Taylor Fritz

Diego gana el primer set 7-6. El segundo set finaliza con 6-3. El partido termina, rápido y sin duda de quien es el nuevo ganador. El latinoamericano se coloca como el actual campeón del Abierto de Tenis Los Cabos presentado por Cinemex.  

Diego Schwartzman

En ese último día entendí que todavía me falta mucho por aprender, mucho por conocer, y mucho por investigar, aunque, la actitud ahí está, porque la siguiente edición del Abierto de Tenis Los Cabos será todavía más espectacular de lo que fue esta.  

¡Nos vemos en el 2020, nos vemos en una nueva sede! 

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

WhatsApp chat