Compartir

Dos familias que comparten el valor por la excelencia, excediendo siempre tus expectativas se unieron para un master class que permitió a los asistentes descubrir notas únicas y maridajes sorprendentes con tres coñacs Rémy Martin. 

La casa familiar, Rémy Martin, cuyos valores son el terroir y el tiempo, fue fundada en 1724 enraizada en la excepción. Las uvas provenientes de la región Fine Champagne producen 75% de los aguardientes empleados en la producción del coñac. 

Tras un recorrido histórico y explicación por parte de la embajadora global, Lauranie Nonotte, los asistentes cataron los coñacs de la marca para constatar como el perfil aromático y complejidad mejora con el paso de los años. 

El destilado tradicional en pozo y pequeños alambiques le otorgan estructura y aromas elegantes, que van desde notas frutales, especias suaves hasta robustos amaderados. Sabores que resaltaron en un taller gastronómico donde cada quien fue descubriendo el maridaje ideal con cascaras de naranja, nueces, dátiles, queso parmesano o mermeladas y miel.  

Además, la versatilidad del coñac 1738 se resaltó en el taller de mixología para crear cócteles frescos en combinación con Guillet Blanc, Chartreuse y bitters. 

Nick-San palmilla fue la sede para esta experiencia. Encuentra en su menú VSOP, 1738 y XO de Rémy Martin. Deléitate con la versatilidad y evolución de sus aromas y descubre el maridaje perfecto con sus platillos. 

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario