Compartir

El Festival Internacional de Cine de Los Cabos estuvo en la mira de todos los cinéfilos del mundo gracias a las 42 películas que se exhibieron del 13 al 17 de noviembre, en donde, el talento que asistió y el deseo de la comunidad de Los Cabos de disfrutar de las funciones hizo que el festival fuera todo un éxito.  

Las funciones bajo la luz de la luna en la playa de Casa Dorada, las alfombras rojas donde podías ver desfilar a personalidades como Robert De Niro, Dario Yazbeck, Tatiana Huezo o Eiza González, así como la Master Class que dio Diego Enrique Osorno sobre su serie documental fue solo una probadita del magno evento 

Maru Garzón y Alejandra Paulín, directoras del festival, estuvieron presentes para recibir y presentar a los invitados, y charlar con los asistentes que estaban ansiosos por conocer las piezas cinematográficas.  

A su vez, los Q&A le dieron la oportunidad a la audiencia de conocer de cerca los específicos, por ejemplo, lo que sentía el director al grabar tal escena, lo que quería lograr el guionista, el esfuerzo que costó hacer la película, el involucramiento de los actores, pero, sobre todo, sentías la pasión por lo que habían hecho.  

Por otro lado, Miradas Extraordinarias nos permitió escuchar a tres mujeres de diferentes generaciones que han sostenido una cámara y han creado obras de arte. En la plática, Agnes Godard, Ashley Connor y María Seco nos enseñaron algunos fragmentos de sus películas y compartieron la forma en la que tuvieron que instaurar su idea mediante el lente.  

La conferencia con Ira Sachs en Waldorf Astoria Pedregal, hizo que recordáramos la importancia del amor y como éste mueve el mundo. El galardonado director compartió sus inicios en la industria cinematográfica acompañado de sus dos hijos y agradeció que existieran este tipo de espacios para el cine.  

La última noche, Los Cabos no solo terminó de recibir a los actores, productores y directores invitados, sino que también, le dio la bienvenida a una tormenta tropical.  

Ese día, en el Pabellón Cultural de la República, las directoras del festival se despidieron con un nudo en la garganta y con una audiencia expectante por conocer quiénes habían ganado el Premio Competencia Los Cabos (The Twentieth Century, de Matthew Rankin) o el Premio CINEMEX de México Primero (La paloma y el lobo, de Carlos Lenin), por nombrar algunos.  

Más de seis millones de pesos fueron dados en premios para los participantes y entre risas y sonrisas, el ambiente del Pabellón era vibrante.  

Así de grande es el nivel de impacto que el festival tiene en el mundo del cine, que en cuanto terminó, se generaron visitas inesperadas, entre ellas Lady Gaga, Jack Black y La Roca. 

El Festival Internacional de Cine de Los Cabos se despidió, en medio de lluvia y sonrisas, no sin antes advertirnos que el 2020 va a ser todavía mejor.  

Y, nosotros, no lo dudamos ni por un segundo.  

Compartir

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario