Locación cinematográfica

Conocer sitios paradisíacos, idílicos o inhóspitos a través de las pantallas del cine es parte de la experiencia que muchas veces transmiten las películas. Aunque la mayoría de las locaciones son reales, hay algunas otras que, parecen irreales. Ese es el caso de Los Cabos.

Si queremos dar una mirada a la historia cinematográfica en Los Cabos, sintoniza una de las primeras películas realizadas en este emblemático destino. Foxtrot (1976) es un buen ejemplo. Foxtrot, ganadora de dos premios Ariel a la mejor fotografía y al mejor ambiente, fue dirigida por Arturo Ripstein y protagonizada por Peter O’Toole, Charlotte Rampling, Max Von Sydow y Helena Rojo.

En aquel tiempo, Cabo San Lucas era un pueblo pesquero y su turismo principal eran los aficionados a la pesca deportiva. Durante el verano, la pesca tenía fama de no ser tan buena y, por ende, el turismo apasionado de esta actividad disminuía. En un punto, el hotel Solmar, con 20 cuartos y 1 suite, estaba en una situación financiera apremiante.

Solmar es uno de los hoteles pioneros involucrados en el desarrollo del turismo en Los Cabos y también es uno de los primeros lugares en ser utilizado por la industria del cine. Foxtrot prácticamente rescató al hotel de la bancarrota; principalmente, por la atención que los medios le dieron al destino, pero también porque Charlotte Rampling extendió su estadía por dos meses y medio debido a una amigdalitis que le comenzó durante el rodaje.

Años más tarde, Don Luis Bulnes vuelve a confiar en otra filmación, en esta ocasión era un documental basado en un libro que expondría a Los Cabos como la capital del marlín: El viejo y el mar (2012). El productor, Martin Falklind y dos amigos se embarcaron en un viaje a Cabo San Lucas para encontrar la población de marlines de la que tanto habían oído. Cuando llegaron, tuvieron el placer de conocer a Don Luis.

Como resultado, Solmar se convirtió en un elemento clave para impulsar el proyecto y para apoyar al equipo sueco cuando los fondos escaseaban. Lamentablemente, Don Luis Bulnes falleció el 10 de octubre de 2011 y no estuvo aquí para presenciar el lanzamiento del documental. En su honor, las ganancias de la película se dirigieron a la Fundación Billy, dedicada a la conservación de los peces picudos. Don Luis era un hombre que se preocupaba profundamente por el mar y la conservación marina.

The Old Man and The Sea – The Expedition es un viaje emocionante, inspirado en la novela de Ernest Hemingway. Los Cabos con un clima perfecto, rodeado del océano Pacífico y el Mar de Cortés tenía todo lo necesario para convertirse en la versión moderna de este clásico literario y trasladarlo a la pantalla grande.

El Viejo y el Mar: La Expedición fue exhibida en 2012 en Gothenburg, Suecia. En la premier el Rey Carl XVI Gustav de Suecia fue invitado y gratamente impactado al conocer cómo Los Cabos se había transformado de un pequeño pueblo pesquero a un gran destino turístico al utilizar los recursos del mar de modo sustentable.

En enero de 2016 el Rey de Suecia voló a Los Cabos para pasar unas vacaciones de una semana en Solmar Hotel & Resorts y disfrutar de la pesca deportiva del destino. Como parte de su agenda, el Rey Carl XVI Gustav se reunió con biólogos marinos y emprendedores locales para conocer la historia de éxito de Los Cabos combinando pesca y turismo de manera sostenible. Aprovechando la temporada de avistamiento de ballenas en Los Cabos, Su Majestad también participó en una excursión de avistamiento de ballenas y buceo con tiburones ballena en La Paz.

Sin lugar a duda las historias que la pantalla grande y el mundo del cine muestra, nos llevan a desear, imaginar y aventurarnos a ser los protagonistas. Si se trata de un paraíso natural, Los Cabos es el escenario perfecto.

Añadir Comentario