Una Paceña en París

Revisando las redes sociales de páginas josefinas, nos encontramos con un artículo dedicado a un restaurante de origen sudcaliforniano en Paris. Nos dimos a la tarea investigarlo y descubrimos quien está detrás del restaurante “La Choya”.

Creció soñando con aventuras y viajes, una niña paceña con un arraigado orgullo por su ciudad natal, ella es Ibeth Canseco Rodríguez, diseñadora de interiores.

A los 22 años decidió viajar a Guadalajara para estudiar una segunda carrera en gastronomía. Quería organizar eventos y dedicarse a ambas profesiones, haciendo una fusión de conocimientos.

Sus prácticas fueron en un restaurante italiano, los dueños eran nativos del país; la madre le compartió sus recetas familiares y secretos para una buena cocina, ella la animó a trasladarse a Europa; preferiblemente a Italia, pero los trámites eran algo complicados por lo que decidió buscar otras opciones de viaje para expandir sus estudios.

En agosto del 2010 se graduó como chef y en noviembre viajó a París, Francia. El plan era quedarse un año. Cuatro meses después, la “Ciudad del Amor” hizo lo suyo, conoció a un francés y se casaron, con el tiempo la familia fue creció.

Durante su vida en Francia, Ibeth extrañaba a su familia, amigos y pasar días en la playa. Ese sentimiento la alentó a abrir un espacio culinario que honrara sus raíces. Esto fue posible gracias al incondicional apoyo de su esposo.

La alegría de cocinar para otras personas y la idea de tener su propio negocio fue su principal motivación. Dedicó dos años a la planeación, organización y conceptos creativos. Ahora, cerca del fluyente río Sena, se encuentra su restaurante “La Choya” en el distrito 13 de París, abierto al público desde hace cuatro años.

El nombre es una referencia local coloquial a Baja California Sur, que también presenta el concepto de “Yo soy Choyera”, es decir, una persona que nació entre la variedad de cactáceas de la península y que, de alguna manera, forman parte de su personalidad.

La inspiración de cocina fueron los carritos de burritos y hot dogs (jates como los conocen los paceños) y las recetas de su abuela.

En el menú encontrarás diferentes platillos coloridos como: burritos, quesadillas, ensaladas y postres adaptados con los ingredientes de la región. El ambiente es bastante fresco con plantas naturales, colores vivos de su patria, toques de rosa, amarillo, verde, la fachada es azul que representa las playas, y muebles rústicos.

Los visitantes de La Choya tienen a la mano libros y cuadros de artistas sudcalifornianos, como de la grafista Karla Tuna, amiga de la chef, y también comparten gratas pláticas sobre su terruño que incitan a hacer turismo a Baja California Sur. Algunos de ellos ya viajaron a la península y cuentan anécdotas de lo impresionante que es presenciar los colores entre el mar y el desierto.

Ibeth está muy orgullosa de trasladar una parte de su cultura a tierras parisinas e inspirar a más “choyeros” a seguir sus sueños, tanto en México como más allá de sus fronteras.

spot_imgspot_img

Related articles

Templo de Calor: encuentra bienestar en Zadún, a Ritz Carlton Reserve Los Cabos

Sus instalaciones están enfocadas en el bienestar, donde equilibrarás...

El quehacer en Loreto

Loreto está en el corazón de Baja California Sur,...

Calidad desde Puerto Vallarta hasta Los Cabos 

Desde 1983 hasta la actualidad, Cristalería del Pacífico se...

La Entrevista: Rafael Aragonés

Grupo Habitat desarrolla en el 2015 un edificio que...

Jornada Unidos de Corazón

Durante 8 años consecutivos, las fundaciones Ayuda a Corazón...
spot_imgspot_img

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here