Un poco más de cinco décadas han pasado desde que las primeras huellas turísticas aparecieron en las playas de Costa Brava y Acapulquito. En aquellos días no se vislumbraba construcción alguna, excepto unas cuantas habitaciones del Hotel Palmilla inaugurado ocho años antes, y el hotel Cabo San Lucas, conocido por todos como el Hotel Chileno.
Continuar leyendo...