La Leyenda: La bailarina del Teatro Juárez

Los teatros son monumentos artísticos de belleza exterior, y en su interior, albergan un tesoro de fascinantes cuentos y leyendas; una de esas historias es la bailarina que danza por las noches en el teatro de La Paz.

Hace mucho tiempo, vivía en esa ciudad una joven bailarina que cada año se presentaba en las mismas fechas. Un día, la bailarina estaba ensayando antes de iniciar la función, al mismo tiempo que los técnicos colocaban los candelabros y demás piezas que eran parte de la escenografía para el espectáculo.

De manera accidental, un pesado candelabro cayó sobre el escenario, golpeando fuertemente a la famosa bailarina, quien murió de manera instantánea. En su honor, los directivos del teatro ordenaron que se hiciera una estatua y se colocara en la entrada del teatro.

Con el paso de los años, distintos guardias de seguridad que trabajan en la noche en este famoso teatro han contado la misma leyenda:

En las fechas en que la bailarina tradicionalmente se presentaba, hacia la hora más oscura de la noche, se escucha una hermosa pieza de música proveniente del viejo piano del escenario.

Desconcertados, los guardias, pensando que alguien se había escondido después del espectáculo, o que irrumpieron en el teatro, inspeccionaron las salas, solo para experimentar una mayor sorpresa.

Una joven mujer aparecía de repente bailando graciosa y suavemente en el escenario. Sin embargo, al llamarla, la silueta se desvanece en medio de la nada. Alarmados los guardias, corren hacia la entrada y logran ver una sombra que descendía para sentarse en una de las últimas butacas del auditorio.

Se dice que la estatua de la bailarina a la entrada del teatro encierra al espíritu de la muchacha y por las noches baja al escenario para bailar libremente, caminar por los pasillos e incluso algunos dicen han notado a la estatua moverse de posición.

Se dice que la estatua en la entrada del teatro tiene el espíritu de la famosa bailarina, que por la noche baja al escenario para bailar y caminar por los pasillos del teatro. Algunos incluso, aseguran que han notado a la estatua moverse de posición.

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario

3 comentarios