Los Cabos despide al Buque Escuela Velero ARM Cuauhtémoc

A través de los años, los encuentros inesperados han formado parte de la esencia de Los Cabos, así como la diversidad. Recientemente, el destino que une al mar y al desierto albergó al Buque Escuela Velero ARM Cuauhtémoc por primera vez y, después de 3 días en el puerto de Cabo San Lucas, la embarcación levantó sus anclas para dirigirse en dirección norte hacia Ensenada el miércoles 14 de abril.

A bordo de este buque se encuentran los futuros oficiales de la Armada de México, quienes tras 5 años en la Escuela Naval Militar comienzan a forjarse como marineros, recorriendo alrededor de 5 puertos mexicanos, con piernas de navegación de entre 8 y 10 días. A diferencia de las embarcaciones modernas, en su travesía se mantiene la tradición de movimiento por medio de vela y propulsión.

El motivo de la visita del “Caballero de los mares” a Cabo San Lucas radica en la conmemoración del bicentenario de la Armada de México y como una respuesta a la búsqueda de un itinerario que contemplara los puertos mexicanos significativos del océano Pacífico y ser visitado por la comunidad. En Los Cabos más de 4 mil personas tuvieron el privilegio de una visita guiada por el buque.

“Los Cabos es un lugar importante y uno de los puntos clave para el país. Es necesario que nuestro buque insignia de la Armada de México llegue y haga presencia; que la gente que lo visite y lo conozca sepa que la marina tiene una plataforma flotante, un pedacito de México que está deambulando por todo el mundo”, expresó el teniente de Navío del Cuerpo General, Mario Fernando Rangel Gómez

 

La llegada del Buque Escuela Naval ARM Cuauhtémoc permitió el reencuentro entre familiares y tripulantes, así como una oportunidad para que los 251 elementos a bordo pudieran conocer la cultura e historia de Los Cabos, misma que esconde eventos fascinantes—como el arribo de grandes exploradores o auténticos piratas— y que espera a ser descubierta por los amantes de la aventura.

Añadir Comentario