La magia del centro histórico

Joaquín Précoma Valle

Vacacionar o vivir en Los Cabos brinda inagotable dinamismo. Aunque el atractivo principal es la playa y las actividades relacionadas con el mar como la pesca, visitar el arco o simplemente disfrutar la vista, podemos encontrar otras como jugar golf, relajarte en spas o ir de compras. Sin embargo, para familiarizarnos con la cultura y la historia de México, particularmente de San José del Cabo, es imprescindible visitar el Centro Histórico.  Esta es una de mis actividades favoritas y además un encuentro obligado por su belleza arquitectónica y la oferta artística, comercial y gastronómica.

El punto más importante del Centro Histórico es la plaza principal, conocida como la Plaza Teniente Antonio Mijares, rodeada por espacios comerciales, oficinas gubernamentales y situada frente a la iglesia de San José del Cabo, que tiene su origen en la época misional.

Esta mezcla permite que tanto locales como visitantes se reúnan y se apropien de este espacio público. Los fines de semana al atardecer puedes apreciar familias tomando helado mientras los niños corren y juegan en la plaza. También puedes comprar dulces y antojitos mexicanos como los famosos Tamales Doña Nina, que se disfrutan todos los días a partir de las 5 de la tarde. Si aún no los has probado, son una masa sazonada de maíz cocida al vapor, rellenos de guisos mexicanos tradicionales como pollo con mole o salsa verde con puerco, entre otras opciones vegetarianas y hasta dulces, como los tamales rellenos de piña.

Justo frente a la iglesia, encontrarás el nombre de San José del Cabo en unas letras tridimensionales que se han vuelto una tradición en todas las ciudades de nuestro país, pero en nuestro caso, fueron pintadas por el artista local Iván Guadarrama.  Además de posar para la foto, descarga en tu celular la aplicación del artista para ver como a través de tu pantalla las letras cobran vida y muestran parte del encanto y la tradición de nuestra ciudad.

Durante los días hábiles, puedes tomarte un café en alguno de los restaurantes alrededor de la plaza o una bebida en alguna de las terrazas y solo contemplar la cotidianidad: estudiantes entrando y saliendo de las escuelas, adultos que asisten para realizar trámites en algún banco u oficina de gobierno, el comercio alrededor en todo su esplendor, y si tienes suerte, ver algún festival escolar en el anfiteatro o actividades para los adultos mayores como clases de baile o talleres de manualidades.

Los atardeceres son uno de los momentos que más disfruto en el Centro Histórico observando al sol despidiéndose detrás de la iglesia, desde la terraza de El Retro o Shooters, mientras el cielo cambia de colores y ofreciendo un espectáculo diferente todos los días. ¡No hay 2 atardeceres iguales en San José!

Los martes y jueves por la tarde son los mejores días para explorar el centro con un enfoque artístico. Las calles se cierran a los vehículos, por lo que, además de las banquetas, tienes la zona vehicular para desplazarte entre muestras gastronómicas de los restaurantes, exposiciones de arte de las galerías y artistas urbanos quienes hacen el recorrido muy placentero.

Mientras las calles se llenan de vida, música y color, la plaza se convierte en un impresionante taller artístico donde los artistas se reúnen para exponer sus habilidades y mostrarnos como crean sus obras. Acercarte a ellos si tienes curiosidad sobre su obra, su fuente de inspiración y seguramente hasta alguna anécdota.

No hay ningún pretexto válido para no visitar el Centro Histórico de San José del Cabo.  Estoy seguro de que encontrarás más de una actividad que te encantará.

Añadir Comentario