El camino de paz en The Cape, a Thompson Hotel

No hay mejor sentimiento, mejor emoción, que cuando estás en paz. Y es que hoy en día, esa paz se nos va de la mano tan fácil que pasan los días, las semanas y los meses, y de repente, no supimos dónde está.

Por eso, cuando escucho que hay una experiencia para meditar y sentir por algunos momentos que la paz vuelve, no pierdo la oportunidad de tomarla. En este caso, The Cape, a Thompson Hotel, fue quien nos invitó a regresar al aquí y ahora. Al momento presente, a esa paz.

Llegué temprano, a eso de las 5:00 pm de la tarde, justo cuando el ocaso se situaba a lo ancho de la playa. Algo que caracteriza a The Cape, a Thompson Hotel es que está a los pies del océano, enfrente de El Arco de Cabo San Lucas. Es difícil describir el escenario que se posiciona ante tus ojos: colores naranjas y rosas, azules, verdes y cafés.

Esa vista fue la que me recibió mientras llegaba a la explanada, justo debajo de Sunset Monalisa. Era un tipo de círculo, con varios tapetes que daban hacia El Arco y la playa. En el centro estaba Paulina, nuestra guía. En los tapetes había toallas, agua y otra pequeña toalla enrollada que ayudaba para tus posiciones (tu mejor aliado cuando vas empezando).

Las pequeñas amenidades fueron un recibimiento agradable porque te recuerda que cada detalle está cuidado. Es lo que más admiro de los hoteles, en este caso, en The Cape, a Thompson Hotel. El servicio es indescriptible: la sonrisa de bienvenida, el chocolate, las pantuflas, las ganas de servir. ¡Qué diferencia hacen esos pequeños detalles!

Después de unos minutos el grupo estaba completo. Éramos jóvenes y no tan jóvenes y eso es lo bonito de la meditación y el yoga. No necesitas de mucho, tal vez alguna que otra noción de las posturas, pero es universal sentirse bien.

La brisa del mar, el sonido del oleaje, los murmullos de las personas que llegaban —así como yo, a la expectativa de la tarde —y un sol que se escondía detrás de los cerros eran los estímulos que recibí con regocijo porque por más minúscula que fuera la acción, era una entrada al mundo de paz.

Cuando la clase inició, se sintió el cambio en la atmósfera. Las estrellas aparecieron justo encima de nosotros y la gran luna llena nos dio energía y vitalidad. Sentí un tipo de trance que hizo que mi mente entrara en contacto con el presente, algo tan complicado de lograr.

No debemos tener miedo cuando se une cuerpo, mente y cosmos, sino todo lo contrario, debemos abrazarlo como parte de nosotros porque ahí es donde la conexión empieza.

La música era relajante y solo se escuchaba como un susurro, como un tipo de acompañamiento; la voz de la maestra guiaba cada posición, las olas rompían en la arena, y, la luna, iluminaban el camino.

Casi al terminar la clase, mientras descansaba en tipo savasana, entreabrí mis ojos y vi a lo lejos el fuego de la antorcha. Fue en ese segundo que percibí cómo con cada respiración exhalaba negatividad y preocupación e inhalaba amor y pureza.

“Por fin, pensé. Por fin llegó la paz”.

The Cape, a Thompson Hotel es conocido por entregar una experiencia que toque cada sentido, cada fibra del cuerpo. Ese día no fue la excepción.  Expandimos nuestra mente, nutrimos el cuerpo, pero, sobre todo, elevamos el alma y encontramos paz.

La experiencia se realizará todas las Lunas llenas por lo que considera reservar tu lugar y/o el de tu compañero en currentsspa@thompsonhotels.com o también puedes comunicarte al 624-163-0000.

The Cape, a Thompson Hotel te da la bienvenida a Mind, Body and Soul Sessions.

Añadir Comentario