Cristina Rodríguez Bremer

Entre risas y recuerdos Cristina nos comenta que formar parte del consejo editorial de Tendencia fue de pura chiripa y por bondad de las socias.

“Recibo una llamada un día de un colega, Giammarco Vela que me comenta que unas niñas tenían una idea… Diana una de las socias fundadoras le había comentado cuando coincidían surfeando, y así obtuvieron mi teléfono.

Con emoción y entusiasmo llegaron a platicarme el proyecto; me llamó la atención que solo una de ellas tenía raíces sudcalifornianas, las demás eran de otras partes del país. Sencillamente me ganaron el corazón.

Utilicé entonces algunos libros de historia sudcaliforniana que tenía sobre mi escritorio para orientarlas. Acepté ser parte del consejo editorial un poco por diversión y también amor a mi tierra.

Documentar la evolución de mi hogar, cuando te llevaba 8 horas llegar a La Paz vía terrestre y 4 horas llegar a San José por lo agreste del trayecto. Había un teléfono en San José del Cabo, mi padre iba en avión privado para hacer llamadas.

Un lugar con alrededor de 400 habitantes, tan pacífico y acostumbrados todos a ayudarse mutuamente, donde se acostumbraba a dormir con ventanas y puertas abiertas.

En una ocasión, mi padre sacó la nómina del banco de La Paz para los tres hoteles, pero la olvidó en el techo del auto, ¡en una bolsa bancaria!, que dejó estacionado en el aeropuerto. Tomó su avión hacia Los Cabos, un trayecto como de una hora, y cuando se da cuenta que no traía el efectivo, regresa a La Paz y ahí mismo estaba el dinero.

Yo no salgo mucho, pero de todas las novedades del destino me entero en Tendencia. Eso es lo que me gusta de la revista, no se queda como un relato, sino que te invita a experimentar el Estado.

A veces me quejo que son gentes de fuera las que aprecian más lo que tenemos. Ha tenido que ser así, lo cierto es que Tendencia rescata la identidad de esta tierra, mostrando lo que era y lo que es. Por supuesto resalta el lujo que está a la par con sitios extraordinarios del mundo, pero el contenido describe los lugares que están remotos, que son únicos de esta península y que son parte de la esencia de Baja California Sur.

“Hay que voltear a ver a La Sierra porque ahí están nuestras raíces.”

En el transcurso de estos 10 años, ¿qué información publicada desconocías sobre Baja California Sur, y te causó asombro descubrir?

Muchísima. Por mencionar algo, los artistas y celebridades que han estado en Los Cabos. Eventos como Culinary Awards, en general, la diversificación de a gastronomía. ¡Es emocionante saber qué hay nuevo, lo que está en planes y finalmente continuar la pista hasta que sucede!

La Purísima, y otros lugares de Comondú he podido conocer en las ediciones. Si vamos más adentro de las montañas la gente se ayuda uno a otro naturalmente, porque el entorno así les obliga.

Momento orgullosamente Tendencia:

Las mujeres (socias) que conforman al equipo de Tendencia, su cariño y dedicación, es algo que te mueve. Son tenaces y por esa misma tenacidad lograron todo lo que se proponían; gracias a todos esos viajes y leyendas que publican no dejaron que quedara en el olvido la identidad de Baja California Sur.

Enrique Hambleton Von Borstel

Una entrevista por mi trabajo documentando las pinturas rupestres como fotógrafo por más de 40 años y la publicación del libro “Lienzos de piedra”, me acercaron a la revista Tendencia.

La elocuente invitación y el motivo tan profundo a formar parte del consejo editorial después, me llevaron a aceptar de inmediato. En segundo lugar, no había una publicación enfocada como Tendencia en particular a la zona de Los Cabos, para mí fue un proyecto interesante y digno de ser parte de él.

La identidad sudcaliforniana no se conoce en el resto del país. El legado cultural es sumamente importante no solo para el visitante, sino para quienes habitan esta tierra.

Darle la bienvenida al viajero es una tradición muy añeja en esta península. Es una obligación de la gente que vive en lugares remotos dar agua, una taza de café, alojo y alimento al visitante. La otra costumbre es cuidar el entorno, hace muchos años no había basura. Todo se reutilizaba, porque costaba mucho trabajo conseguir envasado, embolsados y enlatados.

Al 98% de los sitios de pinturas rupestres que he documentado la misma gente me llevó, eran mis guías informantes, anotaban los sitios que encontraban cuando correteaban sus cabras, hace 40 años me avisaban en carta o como se pudiera y cuando los visitaba me llevaban.

La experiencia más gratificante a lo largo de los años ha sido ver el cambio en esta misma gente. Porque ahora el cuidado que le dan las pinturas rupestres y al entorno es muy valioso. Se volvieron los custodios y la primera línea de defensa. Por supuesto, lo respetan porque ya se dan cuenta de que es una fuente de ingresos también para ellos. Ya estamos en la tercera generación de guías. La Sierra de San Francisco nos puso en el mapa mundial como Patrimonio de la Humanidad, pero también nos dejó un alto grado de responsabilidad.

La gente que vive en los oasis es prácticamente autosuficiente. Café, azúcar, cazuelas y productos enlatados son lo que surtían los vendedores que llegaban cada cuatro o cinco meses cuando subían a la sierra, y le compraban a cambio los productos que ahí se producían. La naturaleza sudcaliforniana es dura, son economías inflexibles, que hacen a un lado al organismo que no se acopla.

 “Tenemos que darle futuro a nuestro pasado y la única forma de hacerlo es de una manera inteligente.”

¿Qué recomendaciones le darías a quien viaja 1 semana hacia Baja California Sur?

Una semana no es suficiente. Las misiones, el santuario de la ballena gris y las pinturas rupestres ¡Salir con un local como guía es una experiencia increíble! Se saben el nombre de todas las plantas, son una enciclopedia. Realizar este recorrido es peregrinaje obligado por lo menos una vez en la vida para los Sudcalifornianos.

Momento orgullosamente Tendencia:

Una conversación hace muchos años, donde hice notar algunos errores a la dirección de Tendencia. Recuerdo vívidamente la respuesta: “no te preocupes estamos trabajando en eso”. 10 años después veo la prueba de que efectivamente están trabajando.

Gabriel Fonseca

Curiosamente llego a Tendencia, derivado de una serie de 6 documentales titulada “Tradiciones en Video” ahora ganadora de premios y nominaciones.

El año 2000 es un momento en el que más gente de distintas partes de México llega a Los Cabos y forman comunidades según el lugar de origen. Se escucha entonces murmullos sobre la falta de cultura en esta región.

Entrevistamos a distintas personas originarias de este lugar y surgen una serie de documental, desarrollamos diversos temas: monumentos históricos, arte, gastronomía, vida cotidiana de 1999 e historia. Algunos participan en festivales de cine.

Considero que una de las personas con más conocimiento sobre la historia de Sudcalifornia es el Prof. Armando Trasviña Taylor y gracias a la Profa. Faustina Wilkes tengo la oportunidad de entregarle los documentales. En realidad, no pienso que los vaya a ver.

Posteriormente, me contactan de Tendencia con el interés de conocerme e invitarme a escribir porque el mismísimo Prof. Trasviña hizo un artículo completo sobre mi serie documental, eso para mi es un orgullo. Es una de las mejores cosas que me ha pasado a nivel profesional, porque él es un referente para mi.

Publicar mi trabajo en una revista cuyo enfoque es el rescate del patrimonio cultural cumple con uno de los objetivos de los documentales, es decir informar y hacer difusión de la cultura. Tendencia era y es aún, el medio de comunicación para alcanzar tanto al sector local empresarial como a los turistas.

Mi profesión es el arte visual, y redactar me reta. Al principio, debo confesar mi renuencia, pero trabajo en mi estilo y técnica para comunicar y contar historias que todos puedan comprender.

Ser parte del consejo editorial, con personas respetables por su trayectoria y profesión, es para mí un privilegio.

“Cuando se conoce la historia del lugar en el que se vive o se visita, crece un profundo respeto por el mismo.”

¿Cómo has visto el desarrollo turístico de Los Cabos?

Lo divido en dos, uno es el destino turístico, y otro la comunidad local. Particularmente veo que cada generación tiene su economía y sus retos. Hace un siglo Cabo San Lucas nace como un sitio pesquero. San José del Cabo es más desarrollado y la economía se basa en la agricultura, ganadería y posteriormente la pesca.

Después de 1920 llega la industria atunera. Ahí comienza otra historia y nos muestra otra etapa económica. Sin embargo, todas indican que Los Cabos es una tierra generosa donde se puede producir mucho.

¡Debemos aprender a buscar más oportunidades donde nadie está viendo y no aferrarnos a una sola economía!

Un momento orgullosamente Tendencia:

Cuando me invitan a participar con una fotografía de la serie “Pitahayas” para ser la imagen de Sabor a Cabo Rural 2019.

 

 

Jesús Manuel Corral González

Empresario. Nacido en la Cd. de México; Lic. en Administración de Empresas, su especialidad Finanzas y Turismo. Locutor, editor y escritor. Ha dado clases en universidades de Washington D.C., México D.F. y Los Cabos; también ha participado en dependencias y organizaciones como son la Secretaría de Turismo en el Municipio de Los Cabos, CANACO, Consejo Coordinador Empresarial y Skal, por nombrar algunas.

Oscar Ortíz

Originario del Distrito Federal, Administrador de Empresas Turísticas de profesión y empresario; el vivir cerca del mar fue su mayor sueño desde pequeño, la vida se lo ha regalado, en este entorno descubrió su gran pasión, el buceo, la fotografía subacuática y de paisaje, aquí encontró la oportunidad de crear y desarrollar una empresa que mostrara al turista el encanto de este destino, ahora, “Cabo Expedition” es líder en turismo alternativo y de recreación.

Severino Gómez

Reconocido por su gran trayectoria en el ramo hotelero a nivel mundial, ha conceptualizado, desarrollado e implementado planes de negocios que lo llevan a obtener el título de “El Caballero de la Hotelería”.