Un Relato del Escritorio de Laura G. Bueno

Aparentemente la península de Baja California Sur es un lugar aislado, remoto y lejano. Sin embargo, es un destino turístico que crece con ideas vanguardistas. Quienes habitamos este lugar tenemos la oportunidad de crear un destino diverso tan amplio como su territorio lo permita.

Los bienes inmuebles se han convertido en un gran atractivo para la industria turística en sus diversas modalidades tales como hotelería, tiempo compartido, propiedades fraccionales y propiedades con fines residenciales o comerciales.

Inicialmente esta península era un territorio indígena de pericúes, cochimíes y guaycuras que, conquistado por los españoles, visitado por los ambiciosos ingleses y ocupado por los franceses, se transformó en lo que es ahora: una mezcla de nacionalidades que da origen a uno de los Estados más insólitos y únicos de México.

¿Cómo era adquirida la propiedad en Baja California Sur en un principio? ¿Quién titula las tierras?

Los predios privados en este Estado inicialmente fueron titulados por el gobierno federal a través de títulos presidenciales, principalmente expedidos por el presidente Benito Juárez a partir de 1859. A dichos títulos de propiedad se les conoce como títulos primordiales. Es a partir de éstos que comienza la cadena de titulación de todos los predios privados.

laura-028-03

Otros predios fueron concedidos también por el gobierno federal en beneficio de grupos rurales denominados tierras ejidales o ejidos. Tienen como fin común el desarrollo de actividades agrícolas, ganaderas o forestales para el autoconsumo. Lo anterior sin olvidar que aún existen tierras propiedad del gobierno federal denominadas Terrenos Nacionales.

Históricamente existe una razón por la que inició la titularidad de predios en Baja California Sur. Se dice que, por la lejanía de este territorio, se temía una invasión extranjera sobre estas tierras y fue entonces que el presidente Benito Juárez, decidió otorgar títulos de propiedad en masa a efecto de que sus propietarios, de nacionalidad mexicana protegieran el territorio nacional. En algunas ocasiones dichos títulos fueron ratificados por autoridades políticas del Estado.

En el año de 1973 se permitió por primera vez la adquisición de bienes inmuebles en México por parte de extranjeros, a través de los fideicomisos y por un período de 30 años.

En 1993 se expidió una nueva Ley de Inversión Extranjera en la que se permitió la adquisición de bienes inmuebles a extranjeros a través de los fideicomisos por un período de 50 años prorrogables y a su vez, se permitió la adquisición directa de tierras a través de sociedades mercantiles con 100% inversión extranjera para fines no residenciales.

En 1976, Baja California Sur se constituyó como Estado. La oficina de registro público de la propiedad ubicada en la ciudad de La Paz, mantuvo el control de los registros de propiedad para que posteriormente conforme se fueran constituyendo los municipios, cada uno tuviera el control y administración directo de los bienes raíces. A partir de 2016, los registros públicos pasaron a formar parte del Gobierno del Estado con el fin de guardar una coordinación uniforme sobre los bienes raíces y tener mejor acceso a los programas federales de coordinación y apoyo económico.

En 1992 se reformó el Artículo 27 constitucional permitiendo que la tierra ejidal fuera susceptible de convertirse en propiedad privada a través de los procedimientos legales agrarios.

laura-028-02

Los Cabos guarda una posición vanguardista en materia de seguridad jurídica inmobiliaria debido a que ha adoptado formatos de organización dentro de los desarrollos inmobiliarios con cierta semejanza a los que existen en Estados Unidos de América, pero respetando las disposiciones legales. De hecho, se puede decir que las reglamentaciones de los formatos de organización dentro de los desarrollos inmobiliarios rebasaron los alcances de las disposiciones aplicables a la propiedad, de tal forma que los sistemas de regulación de los propios desarrollos inmobiliarios han fortalecido la regulación y seguridad jurídica de inversión. Día con día se han perfeccionado de manera uniforme los formatos de organización inmobiliaria.

En el año 2007 se expidió la primera Ley de Propiedad en Condominio en el Estado de Baja California Sur, ley que regula la organización de diversos formatos inmobiliarios tomando en cuenta el hecho de que distintas propiedades son primordialmente propiedad de extranjeros a través de fideicomisos y teniendo características únicas de respeto y reconocimiento a la inversión extranjera.

Las extensiones de tierra en la península son vastas y ricas en recursos, propiedades con frente de playa, con fuentes de agua y otros atractivos naturales valiosos. Hay también destinadas al cultivo, o tierras que es prudente conservar y cuidar como aquellas que tienen oasis, pinturas rupestres y minerales. El potencial del crecimiento será el resultado de la creatividad a la cual se destinen los predios al considerar la conservación de la naturaleza y la sustentabilidad de los proyectos.

Las leyes, reglamentos y programas especializados en materia inmobiliaria turística con las que cuenta nuestro Estado, aunado a la cultura amigable de la sociedad hacia la inversión turística, nos ha posicionado como un sitio de vanguardia a nivel nacional donde se promueve la inversión en el sector privado y público.

LBA@BTLAW.COM.MX

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico