Tierra Perfumada

Dr. José Martin Olmos Ceseña

El presente es la constante que acompaña a la existencia, es cada instante de la vida, el presente solo dura un instante, una vez transcurridos los hechos pertenecen al pasado. Por otro lado, es el futuro al que corresponden las proyecciones que hacemos, que esperamos o tememos que sucedan. Desde que se decide realizar un viaje hasta que este se realiza, abarca buena parte del interés y despierta ilusiones. Posteriormente y durante largo tiempo, recordamos las experiencias vividas que se renuevan cada vez que alguna conversación evoca las imágenes, anécdotas y expresa las impresiones que le merecieron esos sitios.

Hablaremos de cosas increíbles, de momentos inimaginables, de espacios o lugares que estarán por siempre en nuestra memoria, sobre todo, si pertenecen a vivencias de esta tierra perfumada de Sudcalifornia. Viviremos experiencias insólitas.

El mar y las playas representan una maravillosa atracción para compartir tiempo con la familia y amigos. De día, de tarde o de noche, la ocasión es propicia para que la arena y el desierto sean el encanto de cualquier evento o compromiso. La planeación inicia con la selección de la fecha idónea, puesto que, si se quiere la luna como astro que acompañe el evento, sin duda, será una luna de octubre por los arreboles al mar que nos regala.

 

Desde las playas de Cabo San Lucas, ya sea por el Pacífico atravesando por Pescadero y Todos Santos, hasta las aguas de Bahía Ojo de Liebre en Guerrero Negro, o por el Golfo de California, cruzando Cabo del Este, Buena Vista, Los Barriles, Bahía de La Ventana y las maravillas de las playas de La Paz, hasta llegar a uno de los atractivos más insólitos… Bahía Concepción, con un hermoso paisaje, playas hermosas y cristalinas.

Las islas e islotes místicos y paradisíacos de Sudcalifornia son figuras de tierra que brotan de las aguas del mar y sirven como alimento puro para las emociones y el romance. En catamarán o en yate puedes recorrer esta experiencia increíble compuesta por: Isla Espíritu Santo, San José, Carmen, Coronado, Cerralvo, San Idelfonso, Danzantes, Monserrat, Natividad y Magdalena, por nombrar algunas.

“Para llegar a la misión tome el camino por la derecha, pasando el cardón de cuatro brazos”, “entre el orégano y la Damiana” tales eran las indicaciones obligadas, donde hoy en día quizás el Google maps se confunda. Para aquellos ansiosos de experimentar esta ubicación, el equipo electrónico podría no ser de tanta ayuda ante estas referencias.

Imagine una boda en esta tierra dentro del marco de los secretos que guardan los edificios de las misiones. Tomemos, por ejemplo, la misión de San Francisco Javier con sus olivos de doscientos años. Imagine el placer de contemplar un edificio tan hermoso con arte invaluable. Alquile uno de los famosos huertos o alójese en la avenida central con una vista majestuosa de la iglesia y sirva aperitivos como aceitunas cosechadas de árboles locales. Incluso hay una selección de excelentes vinos elaborados en esta comunidad o en los alrededores.

Ciertamente, la fuente más antigua y plena de sugestiones para la imaginaria popular la constituyen las pinturas rupestres y petroglifos que emergen por todas las regiones de la península. Visiones fabulosas sobre seres gigantescos colman las cuevas, barrancos y todos aquellos lugares, donde estos antiguos pobladores plasmaron su forma de vivir y sentir. El arte rupestre es quizá la manifestación artística de mayor importancia en la vida de los californios … inusual para otras regiones y a la vez, única.

En una edición anterior, escribimos: “No pasará mucho tiempo antes de que veamos en una recreación cinematográfica El Reino de Calafia, Las Guamas de Vizcaíno, Tamaral en Añuiti, El Camino Real, Perfumes de Los Cabos, El Reino Inconquistable, y por qué no, Tierra Perfumada. Además, debemos preguntarnos, ¿será posible una celebración en la Sierra de la Giganta, en la Sierra de San Francisquito o en la Sierra de la Trinidad, al norte de Sudcalifornia?

Las rancherías en la parte sur de la península, al norte del municipio de los Cabos, son espacios favorables para un evento. Los ranchos del predio de San Dionisio son perfectos para veladas agradables o festejos majestuosos por los amplios espacios que pueden ser transformados. Por otro lado, está el rancho Santa Rita. El propietario se encarga de este lugar increíble y lo ha preparado para celebraciones privadas. El entorno está enmarcado por la Sierra de la Laguna y con un arroyo continuo. Es un espacio inusual.

Un aniversario, la renovación de votos o una boda merecen sobresalientes lugares, y la Tierra Perfumada de Baja California Sur los posee.

Boletín

Recibe nuestras noticias

Ingrese su correo electrónico

Añadir Comentario