Viajando: Bienestar

Jesus Corral

Hay una gran verdad en un dicho de George Bernard Shaw: “No dejamos de jugar porque hayamos crecido, crecemos porque dejamos de jugar”. Si algo nos ha mostrado este tiempo, es precisamente eso, podríamos seguir jugando para dejar de crecer.

Lo que acabamos de vivir en todo el mundo, nos detuvo. Lo ha hecho de tal manera que nos ha permitido realizar actividades que hacía tiempo no hacíamos y al mismo tiempo, nos dio la oportunidad de revivir épocas que evocan la niñez o juventud, permitiéndonos extender esa etapa.

Esta situación involuntaria, también facilita que cada uno decida como utilizar sus 24 horas cada día. Al no poder desplazarse a su sitio de trabajo, o a la escuela, o simplemente a turistear, se ha abierto la posibilidad de practicar desde casa diversas actividades haciendo uso de la tecnología.  Mejor aún, en complicidad con lo anterior, el aire, los océanos, los ríos, el bosque y en general la naturaleza, volvieron a respirar como hacía mucho no lo hacían.

Dieron un tiempo extra a la humanidad para replantear muchos objetivos, para explorar nuevas posibilidades, para reinventarse y desarrollar nuevas opciones de entretenimiento, de bienestar, de relajación y aprovechamiento del tiempo.  Esta es una oportunidad que no se tiene muy frecuentemente y que hacía más de cien años que a nivel global no se experimentaba.

Ciertamente, habrá efectos secundarios negativos a todo esto, pero también será un momento positivo dentro del proceso de reinventarnos donde aprenderemos a dar valor a aquellas cosas que se aprecian cuando tenemos una mayor conciencia.

Se dice, y los análisis económicos al respecto lo predicen, que el turismo será uno de los sectores más afectados, pero es innegable que detrás de cada circunstancia hay siempre una oportunidad inversamente proporcional, es decir, también el turismo tendrá una coyuntura extraordinaria para reposicionarse y hacer valer la bondad y belleza en el conocimiento de otras culturas.

Baja California Sur, por sus condiciones naturales, tendrá una insuperable oportunidad de mostrar sus atractivos turísticos al mundo, el distanciamiento social no será un problema pues el territorio es amplio y con baja densidad de población. El litoral que enmarca la belleza de la península tiene proporciones envidiables para la práctica de una gran variedad de deportes.

Es un hecho que Baja California Sur como todos los destinos turísticos deberán reorientar el rumbo, y en la planeación habrá nuevos parámetros de higiene, limpieza, seguridad.  El viajero irá modificando sus estándares y motivaciones para vacacionar. Quizá haya dudas, escepticismo, reservas y distanciamiento al principio, será un proceso para lograr el buscado descanso y relajamiento de unas merecidas vacaciones o periodo de descanso.

Uno de los parámetros fundamentales del bienestar es “sentirse bien”, y en su búsqueda, hay factores que estamos listos para cumplir uno a uno de acuerdo con los estándares más sofisticados o exigentes.

La pandemia nos ha afectado a todos, a unos más que a otros, pero al final, todos estamos viviendo el mismo momento. Hoy estamos listos para ser mejores en todos los sentidos, para darnos cuenta que el verdadero lujo está en las experiencias, en la belleza y en una constante capacidad de asombro que parecía haber desaparecido.

Hoy lo importante es sentirse positivo, con una renovada sensación de bienestar que se centra en la gratitud y la aceptación. Estamos listos para ofrecer eso y mucho más en Baja California Sur.

Añadir Comentario