Los nuevos viajeros por la península

Oscar Ortiz

El modelo de viaje ha ido cambiando desde hace bastante tiempo. Los viajeros ahora buscan destinos que ofrezcan experiencias personalizadas. La nueva tendencia es centrarse en la aventura y, a menudo, incluye viajar un tramo en avión, alquilar un vehículo para hacer recorridos por tierra e incluso explorar en barco.

Con eso en mente, Baja California Sur es un destino con lugares inexplorados, zonas abiertas y una variedad de paisajes que permiten una oferta diversa de actividades incluyendo el mar, desierto, montañas, cañones, playas, ranchos, islas, oasis, pinturas rupestres, misiones y pueblos mineros, solo por nombrar algunos.

Los viajeros son aquellos que se atreven a aventurarse más allá de lo que se ve a primera vista. Buscan el contacto con la cultura y la gastronomía y sus dinámicas incluso influyen en el alojamiento que eligen.

Para este tipo de personas, existe una diferencia entre agencia de viajes y asesores de viajes. Como resultado, los operadores turísticos locales se han convertido en expertos en el destino para ofrecer una experiencia más humana. Un asesor escucha las expectativas y deseos del cliente para orientarlo con las opciones disponibles.

Personalizar la experiencia satisface las necesidades e intereses del viajero y da como resultado un viaje a medida. Se deben considerar muchos factores en el proceso: el clima, las estaciones y los eventos especiales durante las fechas del itinerario del viaje. También debe incluirse un factor sorpresa. No importa cuántas veces regrese, un viajero puede tener diferentes experiencias. Además, es importante tener en cuenta a los compañeros de viaje, no es lo mismo venir en familia con niños a regresar después con adolescentes.

Para quienes están en busca de inigualables fotos para Instagram, sin duda deben agregar Baja California Sur en la lista de lugares imperdibles. Una fotografía es probablemente lo que atrajo al viajero en primer lugar. Sin embargo, como asesores expertos, sabemos que, si la foto es atractiva, hay aún más, otra playa, sendero u oasis que aún no conocen y que está garantizada la aventura. La diferencia entre cada viaje está en los detalles. ¡Ahí es donde radica el factor sorpresa!

Baja California Sur posee muchas ventajas en lo que es la nueva realidad. El viajero buscará actividades físicas para convivir en pequeños grupos. Parte de las experiencias es mostrar detrás de escena. La cotidianidad de la gente involucrada en el proceso del viaje.

Quienes viajan fuera de sus países a menudo dan prioridad al bienestar físico, mental y espiritual en un sentido recíproco. Es decir, ¿qué me dará este viaje y cómo impactaré a este lugar? Los sitios y su gente pasan a formar parte del viajero y son recordados durante muchos años. Hay un anhelo de regresar y un deseo de proteger el bienestar de la comunidad.

De frente a las nuevas medidas sanitarias, la reducción de aforo es una gran ventaja para destinos naturales como lo es la península sudcaliforniana. Hay atractivos históricos como los fósiles y las pinturas rupestres que datan de miles de años y su preservación radica precisamente en el acceso controlado.

Es nuestra responsabilidad promover el turismo sustentable e incentivar el cuidado de los recursos. Es importante resaltar este tema y preparar al viajero. De este modo su experiencia inicia desde antes de salir de casa, a través de cursos cortos donde se enseñen las acciones que minimizan el impacto humano, hasta la recomendación de productos que debe traer consigo: bloqueadores biodegradables, sanitizantes ecológicos y cubrebocas reutilizables o reciclables.

Los que ya están enamorados de Baja California Sur serán los primeros en regresar y se adaptarán a los requerimientos actuales. La creatividad es el nuevo desafío. Tenemos que empezar a planear una estrategia enfocada a estas nuevas tendencias del viajero.

Añadir Comentario

2 comentarios